Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Valeria Mazza

ESPECTÁCULO

El hijo de Valeria Mazza rompió el silencio por primera vez desde su agresión: «No quiero revancha ni venganza»

Tiziano Gravier ya fue intervenido dos veces debido a la fractura de mandíbula que le generaron sus agresores.

Hace casi un mes que la vida de Tiziano Gravier cambió completamente, luego de ser golpeado a la salida de un boliche provocándole una fuertísima fractura en su mandíbula. Lo cierto es que el hijo de Valeria Mazza dialogó con la reconocida revista «Caras», rompió el silencio por primera vez y admitió que no siente rencor contra sus agresores.

«Yo a ellos no les diría nada. No tengo nada para hablar. Lo charlamos mucho acá en casa. Yo no quiero revancha ni venganza. Lo único que me preocupa es que esto no pase más y que se resuelva al pie de la letra de lo que dice la Justicia… Que sea un mensaje claro de que si pasa esto, hay consecuencias», comentó el hijo de Valeria Massa.

«No puede seguir pasando que hagan algo así y sigan con su vida como si nada. Entiendo al padre de uno de los agresores que pidió perdón por lo que hizo su hijo, pero una cosa no quita a la otra. El señor puede estar recontra arrepentido, pero las cosas tienen sus consecuencias y esto se tiene que aprender», concluyó Tiziano Gravier.

Valeria Mazza volvió a reflexionar sobre la agresión a su hijo: «¿Tengo que esperar a que lo maten?»

 Durante un dialogo con Radio con vos, Valeria Mazza volvió a reflexionar sobre la agresión que vivió su hijo y reveló cual es su estado de salud actual. «Tiziano está mejorando cada día, vimos al cirujano que le dio ejercicios para que empiece a mover la boca y los músculos, tiene unas gomitas además de las placas de titanio. Dos tornillitos en las encías de arriba y de abajo y en dos días se las empieza a sacar para comer puré o algo un poco más solido, ahora todo en pajita», comenzó explicando.

«Estuvo muy angustiado primero, tiene que pasar el trauma. Tiene un psicólogo deportivo con el que trabaja su competencia de alto rendimiento y habló con él estos días para poder resolver y que no queden secuelas, que pueda transitar el trauma y estar bien… Él nos contó el episodio, cómo había sido y en las primeras horas que estuvo muy angustiado, ‘¿por qué a mí?, te juro que o hice nada malo’ decía. Con los días pasó a decir ‘esto no puede pasar’ y quiere salir a hablar, a contar lo que vivió y aportar para que no siga pasando», sumó.