Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Estados Unidos

POLÍTICA

Imputaron al piloto del avión iraní-venezolano: sospechan un ataque terrorista

La justicia imputó al piloto del avión sospechoso por posible vínculos con un ataque terrorista a futuro o la planificación del msimo.

<


A pesar que desde el Gobierno nacional negaron que el arribo de un avión sospechoso sea de riesgo para el país, la justicia determinó lo contrario. La fiscal Cecilia Incardona imputó al piloto del avión iraní-venezolano que llegó al Aeropuerto de Ezeiza con un cargamento de autopartes. Junto a él iban otros 3 iraníes y 14 venezolanos, todos sospechosos de planear un ataque terrorista.

El piloto es Gholamreza Ghasemi, sobre quien se pidieron 46 medidas de prueba para profundizar sobre su rol en la organización. Según informaron en LN+, el punto 4 de la resolución judicial indica una «posible relación con actividad de terrorismo internacional» de parte del responsable de la aeronave. Además, pidieron colaboración de parte de entidades internacionales especializadas en el área que colaboren con el proceso de investigación.

En este mismo sentido, señalaron que «surgieron varios rastros que imponen la necesidad de proseguir con la investigación sobre él, la aeronave y su carga». Seguido a esto, exigen «indagar si el arribo es exclusivo para transportar autopartes o si bien constituye un acto de preparación para proveer dinero o bienes» para un ataque terrorista a futuro tanto en Argentina como en otro país.

La fiscal sostuvo que «parte de la actividad preventiva estatal es averiguar y despejar dudas al respecto» de esta circunstancia. Es por ello que pidió 11 medidas de prueba más mientras aguardan los informes del FBI y otros organismos de inteligencia. La idea es saber en profundidad los motivos por los cuales apagaron el transponder y por qué tanta gente iba en un avión de carga.

¿Ya estuvieron relacionados a otro ataque terrorista?

Cabe remarcar que la fiscal halló que Gholamreza Ghasemi es CEO y miembro del consejo administrativo de Qeshm Fars Air. Esta empresa fue embargada por Estados Unidos en 2019 a raíz de tener vínculos con posibles actos de terrorismo. Lo mismo aplica para Mahan Air, empresa que es propietaria del avión en el que arribaron, que tiene vínculos con Al Quds que fue participe en un ataque terrorista antes de la pandemia.