Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Inflación
La inflación se mantiene contenida en medio del parate económico de la cuarentena. (Foto: Noticias Argentinas / Daniel Vides)

SOCIEDAD

Inflación y alimentos: una familia necesitó ingresos de casi $100.000 para no ser pobre

La alta inflación de los últimos meses golpeó a las canastas alimentarias de las familias, al tener una suba de 4,6%.

<

Una familia tipo necesitó reunir ingresos por casi $100.000 durante mayo para no caer en la pobreza. Así lo definió el cálculo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) para el valor de la Canasta Básica Total (CBT), que incluye alimentos y servicios básicos para la subsistencia del grupo familiar en un mes. En tanto, el umbral de ingresos para no caer en la indigencia se ubicó en $44.498,60 por la alta inflación en los últimos meses. 

Lo que se describe es únicamente el costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que está compuesta solo por comida para satisfacer las necesidades mínimas en un mes. Es necesario recalcar que la inflación interanual llegó al 60,7%, la cifra más alta en 30 años. Así, una familia compuesta por dos adultos y dos niños en el Gran Buenos Aires (GBA) necesitó un ingreso mensual de $99.677 para no caer bajo la línea de la pobreza.

El dato anterior implica una suba interanual de 54,66%, cerca de 6 puntos por debajo de la inflación. Frente abril el aumento fue de 4,6% y en los primeros cinco meses del año se ubicó en 30,9%. En tanto, la CABA tuvo un avance interanual de 62,26% en la comparación interanual de inflación. Contra el mes anterior subió 4,6% y, desde enero, 35%.

La diferencia entre las variaciones de cada canasta obedece a que la CBA sólo incluye alimentos, que acumulan un alza interanual de 64%. Los hogares de menores ingresos destinan la mayor parte de sus ingresos a comprar alimentos, de allí que sufran el mayor impacto. Las cifras que reveló hoy el INDEC marcan que el fuerte aumento que se produjo en los alimentos golpeó de lleno en los hogares de menores ingresos.

Inflación que no cesa

El dato más preocupante es que, en la primera quincena de junio, está dinámica de aumentos de precios se mantuvo y continuará haciendo mella en los más necesitados. Si bien en el Ministerio de Economía destacan el descenso de la tasa de inflación en los últimos dos meses, los recientes aumentos en combustibles tendrán impacto directo en los valores de los productos de primera necesidad complicando aún más la situación, según NA.

Además ante esta situación se espera un salto de la tasa de pobreza para el primer semestre de este año frente al 37,3% que se registró en el final de 2021, porcentaje que engloba a unas 17.4 millones de personas. Aunque hubo un crecimiento del empleo, el porcentaje es engañoso, ya que el empleo precarizado creció en paralelo, con salarios por debajo de la línea de pobreza.