Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Sol Pérez
Sol Pérez

ESPECTÁCULO

La inesperada confesión de Sol Pérez al aire de Canal Trece: «Me quería morir»

La panelista sorprendió a sus compañeros de ‘Nosotros a la Mañana’ con lo que se animó a compartir.

<

Durante el último tiempo, Sol Pérez se fue ganando un importante lugar en los medios de comunicación. Actualmente está trabajando como panelista en ‘Nosotros a la Mañana‘, por la pantalla de Canal Trece. Días atrás, mientras contaban una noticia de un hecho que sucedió en Nordelta, la figura decidió hacer una confesión que sorprendió a todos en el piso.

Todos días, en ‘Nosotros a la Mañana’ cuentan casos que ocurren a lo largo del país. Es por esto que, días atrás, compartieron lo que ocurrió en un almacén de Nordelta, cuando un hombre se robó unos bifes de lomo. «Cuando sucedió esto, lo llamativo es que el dueño decidió publicarlo en su cuenta de Twitter. ‘Así te roba un cliente en Nordelta, que es habitué. Por favor, compártanlo hasta que le llegue. Quisiera creer que se equivocó'», comenzó compartiendo Nicolás Magaldi, que estaba conduciendo el programa.

Luego, siguió leyendo: «Le voy a dar hasta las 20 para que devuelva la mercadería y le lleve a las chicas una atención por el mal trago. Si no, le clavo la denuncia». Tras contar detalles de la situación, y analizarla con sus compañeros, Nicolás Magaldi expresó: «Así sean 700 pesos, un caramelo, o lo que sea, lo que hizo está mal. Aunque diga ‘perdón, tengo un problema’, está mal».

En ese momento, Sol Pérez decidió hacer una inesperada confesión al aire, que sorprendió a todos. «Yo, una vez, casi me robo unos chicles y me quería morir», expresó la panelista. Frente a la pregunta de sus compañeros, Sol explicó: «¿Viste que en el supermercado vos agarras los chicles que están ahí en la caja y después vas a pagar? Yo, para pagar, me metí las manos en los bolsillos y me los guardé».

«Ojo con Sol Pérez eh», expresó entre risas Nicolás. A lo que Sol continuó compartiendo: «Aparte, me había agarrado como cuatro chicles. ¿Qué pasa? La chica me da todas las cosas, y cuando meto las manos en los bolsillos de nuevo, me doy cuenta que me los estaba llevando. O sea, vos te das cuenta que te estás llevando algo que no pagaste, y lo devolvés para pagarlo».