Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
moratoria

POLÍTICA

Más ajuste: el FMI podría trabar la nueva moratoria previsional que planean impulsar desde el Congreso

El Fondo pide un ajuste que no implique una moratoria, sino un trato igualitario para respetar a los que aportaron a tiempo.

<


El próximo jueves se debatirá la nueva moratoria previsional en el Congreso que busca facilitar la jubilación a aquellas personas que tengan la edad para jubilarse, pero que no llegan a los 30 años de aporte. La idea es ofrecer un plan de pago al beneficiario para que pueda acceder a la prestación sin necesidad de seguir trabajando. El problema es que esto podría generar más déficit dentro del sistema previsional y provocar a futuro jubilaciones de menores ingresos para la mayoría. Además implica más gasto del Estado y el FMI no quiere eso.

«El 23 de julio termina la moratorio previsional y hay un millón de personas que se quedarían sin la posibilidad de iniciar la jubilación. El 85% son mujeres que por distintas circunstancias hoy se encuentran en la edad de 60 o más años, no pueden acceder a la jubilación porque sus empleadores nunca les aportaron o por otros motivos», afirmó el abogado Fernándo Rampazzo en Cronica TV.

«El jueves se va a discutir el nuevo proyecto de moratoria, pero hace 2 días el FMI mandó expresamente que se ajuste sobre el sistema previsional. Este comunicado fue muy contundente», insistió Rampazzo. Esto es cierto, ya que el organismo señaló que se debe iniciar «la preparación de opciones de reforma para fortalecer de forma duradera la equidad y la sostenibilidad del sistema jubilatorio». En otras palabras, el Fondo no aceptaría ningún tipo de moratoria.

No respetar los lineamientos del FMI implicaría la negativa de futuros desembolsos, por eso el Gobierno nacional no puede tener la libertad de decidir sobre ciertas políticas que pueden afectar el ahorro estatal sin consultarlo previamente. La nueva moratoria que se discutirá en el Congreso busca regularizar aquellos aportes que no se hicieron antes de diciembre del 2008. Si el que está por jubilarse le faltaran aportes, entonces se le ofrecerá la jubilación y se le descontará todos los meses una cuota hasta regularizar los aportes faltantes. Puede ser entre 30 a 120 cuotas.

Juliana Di Tullio, una de las senadoras que apoya el proyecto, advirtió que en la actualidad solo una de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 varones llegarán a jubilarse este año con los 30 años de aportes exigidos. Por lo tanto, si no se aprueba esta moratoria antes del 23 de julio habrá un millón de personas que deberán recurrir a la Pensión Universal para Adulto Mayor (Puam) que equivale al 80% de una jubilación mínima.