Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
River

INDEPENDIENTE

«No cumplió»: por qué el interés de River sobre Rodrigo Aliendro es un «apriete» contra Independiente

El volante pasó de tener casi todo acordado con el Rojo a tener un pie dentro del plantel del Muñeco.

El mercado de pases en la jornada de este jueves presentó una nueva novela que involucra a Independiente y a River por el pase de Rodrigo Aliendro. Aunque hay una serie de detalles que podrían explicar el repentino interés de Marcelo Gallardo por un volante que ya tiene casi todo cerrado de palabra. “No cumplió con algo”; manifestó Gastón Edul. ¿Al Rojo lo apretaron para que cierre la operación? 

Hace un tiempo se conoció que el mediocampista quedará libre de Colón de Santa Fe debido a que no logró un acuerdo para renovar su contrato. Por lo tanto, esto produce que reciba varias ofertas para emigrar. Una de ellas llegó desde Avellaneda, porque Eduardo Domínguez levantó el teléfono y lo convenció de que se sume a su equipo cuando comience julio.  

Sin embargo, el paso de los días expone un problema. Lo que Rodrigo Aliendro pretende es cobrar un dinero por adelantado y así celebrar el precontrato que Independiente busca cerrar. La suma no se encuentra en las cuentas del club sino que sería aportada por un grupo inversor. Pero de momento no hay novedades sobre lo prometido, y es ahí donde surgieron los intereses de otros equipos como River y Boca. 

“El jugador rechazó a Vélez porque ya le dio el OK a Independiente pero todavía no se cumplió con algo prometido”, manifestó Edul en su cuenta de Twitter. Y agregó: “El grupo inversor con el que trabaja Independiente volvió a postergar la fecha en la que pone la plata para las incorporaciones. Ahora quedó para el martes. Hasta que eso no pase, no se destraba lo de Aliendro”. 

Hay que recordar que Eduardo Domínguez manifestó su descontento con los problemas que presenta Independiente para cerrar jugadores. Y no se trata de nombres rutilantes. El enojo reside en que los directivos no logran liquidar pequeños detalles, y es por ello que muchas operaciones terminan cayéndose. Por ejemplo: Iván Marcone pasó la revisión médica, pero al no haber un tesorero, no puede firmar su contrato.