Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pedro Troglio
Carlos Salvador Bilardo, histórico DT.

DEPORTES

Troglio reveló las “locuras” de Bilardo en la Selección Argentina: “A cualquier hora”

Pedro recordó su tiempo con el Doctor, quien lo dirigió en el Mundial de Italia 90.

<

Pedro Troglio, quien recientemente dejó su cargo como entrenador de San Lorenzo y que ahora regresará al Olimpia de Honduras, se tomó el tiempo para brindarle una rica entrevista a TyC Sports donde habló de todo. Uno de los puntos más importantes fue cuando recordó las locuras de Carlos Salvador Bilardo como técnico en las Selección Argentina.

Más allá de ser un gran estratega, se sabe que el Doctor tenía una obsesión por la perfección a un punto caso sobrehumano. Hoy en día varios de sus dirigidos recuerdan aquellos hechos con gracia, aunque reconocen que en su momento fue complicado convivir de esa manera. Pedro detalló algunos hechos, como cuando quedó afuera del debut de Italia 90 junto con Claudio Paul Caniggia.

“Nos encontró jugando Al Nintendo, Mario Bros., por rescatar a la princesa. Sí, quedamos afuera por eso. Bilardo dice que no pero si, entró a la habitación a las dos de la mañana y estamos jugando. Hasta ese día venimos siendo titulares y al otro día cambió y nos sacó a los dos. A ver, que me saque a mí… pero que saque a Caniggia…», comentó en primer lugar.

En la misma línea, Troglio comentó que era una costumbre de Bilardo aparecerse por sorpresa. “A cualquier hora vos escuchaba BRUM, hasta cuando estabas dormido, BRUM se hacía un silencio y cerraba la puerta. Ya sabíamos que era él. Cinco de la tarde, BRUM, se te quedaba mirando, no decía nada, salía y se iba. Manejaba una locura fantástica”, aseguró.

Por último, Pedro recordó una de las locuras más grandes que le hizo hacer el Doctor. “Me hizo sacar un cactus en Italia, en Roma, porque traía mala suerte. No era un cactus chiquitito, era una planta gigante que la tuve que cortar a pedazos con mi hermano y sacarla que armó un revuelo en el edificio. Él decía que era mufa. Era del portero”, concluyó.