Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alex Caniggia
Alex Caniggia

ESPECTÁCULO

Alex Caniggia habló de su familia antes de la gran final de El Hotel de los Famosos: «No te voy a mentir»

Delante de las cámaras, dio detalles tanto de Claudio Paul Canoggia como de Mariana Nannis.

Sin pelos en la lengua y dispuesto a decir todo lo que piensa. De esta manera es como se muestra en cada oportunidad uno de los finalistas de «El Hotel de los Famosos», el programa que llevan adelante Carolina Pampita Ardohain y el Chino Leunis a través de la pantalla de Canal Trece. Y es que Alex Caniggia se mostró muy sincero a horas de que se emita la última competencia del reality.

«No sé si merezco ganar o no ganar, lo único que sé es que me banqué toda esta trayectoria de los tres meses, luchando en la cancha, fuera de la cancha también, y voy a dar lo mejor de mi para tratar de ganar», comenzó manifestando en diálogo con el Chino Leunis. «Estoy mal, angustiado, con bronca, no puedo ni caminar pero voy a dar lo mejor», sostuvo sobre su lesión.

«¿De dónde sentís que sacaste esa naturaleza competitiva, de ganar, de ser como un gladiador, de dónde viene?», quiso saber el presentador. «Yo creo que eso viene de genética. Bueno, mi viejo, que es un gran campeón, un crack. Como papá, para mí, el mejor papá, obviamente, lejos. Es serio, no te voy a mentir, medio cara de verg… Cuando jode, jode. Pero normalmente es más serio«, reveló.

Mi vieja es más loquilla. Ella es muy parecida a mí, así alegre, jodona, todo el rato. Me crio mi vieja al cien por cien, obvio que mi viejo también, pero viajaba, entonces, obviamente, estaba más tiempo con mi vieja. Una madre impresionante, que siempre estuvo para mí ahí, y nada, la amo mucho», aseveró Alex Caniggia al hablar de su madre.

Además, se refirió a la reacción que tuvo Mariana Nannis al enterarse de su presencia en El Hotel. «Le dije che, mamá, voy a entrar a un reality. Ah, mirá qué bueno, me dice. Sí, que va a haber pruebas, bla, bla, bla, que hay que convivir. Me dice ah, qué bueno, rómpela toda cara de verg… Así me dijo, te lo juro. Y le dije ah, bueno, buenísimo», sentenció.

Claudio Caniggia