Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Alfredo Leuco

ESPECTÁCULO

Alfredo Leuco homenajeó a Cacho Fontana tras su muerte: “No resistió”.

El conductor le dedicó unas palabras sentidas a su colega mientras el medio vivió una jornada de luto.

<

Después de repasar la agenda política de la jornada, Alfredo Leuco se tomó unos minutos para hacer un editorial sobre otra temática. Sucede que en la emisión más reciente que salió por Radio Mitre, el comunicador homenajeó a Cacho Fontana un día después de su fallecimiento a los 90 años.

En primer lugar, el comunicador manifestó: “Tal vez la fortaleza del corazón de Cacho Fontana no resistió la última estocada. Ayer murió a los 70 años su querida Liliana Caldini, uno de los amores de su vida y la madre de sus mellizas Ludmila y Antonella. Tal vez no aguantó tanto dolor y hoy, Cacho, también se dejó morir. Tal vez fue a su encuentro”.

“Cacho Fontana, que en paz y micrófonos descanse, estaba muy bien cuidado y amado por sus hijas y sus nietos, Lucas y Joaquín.Todos los que amamos la radio y nos ganamos la vida con sus oficios, hoy deberíamos abrazarnos en el pésame y agradecerle a este verdadero monumento a los medios, el periodismo y la locución. El 23 de abril de 1932 nació por primera vez Cacho Fontana”, contó después.

Por otro lado, repasó la biografía del locutor: “Se llamaba Norberto Palese. Su padre ganaba 160 pesos como capataz de un galpón del Ferrocarril Belgrano y su madre cosía a máquina junto a la ventana. El arrabal de Barracas era su mundo. Se prendía a un cepillo de pié, lo acercaba a su boca y soñaba relatando goles como Fioravanti. Annabella, su primera noviecita de la calle Vieytes… el piberío… la esquina, el respeto por don Adolfo Pedernera y la locura por la máquina de la banda roja. A la noche, los Palese, se daban el mejor de los gustos: escuchar a Luis Sandrini. Para reír y llorar en familia”.

“No queríamos un Cacho de Fontana. Lo queríamos entero, de pie, para que saliera a dar cátedra con los cientos de tonos con que lee las noticias o la tanda. Para que otra vez, con su sonrisa gardeliana, vuelva ese minuto Fontana en el aire., para que otra vez transmita y reclame seguridad como solo él sabe hacerlo y es su marca registrada. Superó al maldito covid y salió fortalecido. Tuvo varias internaciones y se recuperó. Pero tal vez su corazón de 90 años no resistió la última estocada. Había nacido tres veces. Y hoy murió para no dejar sola a su amor. Liliana y Cacho vivirán eternos en el cielo de los medios”, añadió a modo de cierre.