Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Chiche Gelblung
Chiche Gelblung

ESPECTÁCULO

Chiche Gelblung habló de su relación con las drogas: «No sé qué pasó»

El conductor abrió su corazón como nunca antes delante de cada uno de los televidentes.

Siempre dispuesto a contarlo todo. De esta manera se muestra uno de los periodistas más directos, sinceros y tajantes de los medios de comunicación, como es el caso de Chiche Gelblung. Fue en diálogo con Gastón Pauls en “Seres Libes”, el programa que se emite en Crónica TV, donde habló de su relación con las drogas.

Y es que si bien el comunicador aseguró que nunca tuvo adicciones, sí hizo hincapié en las experiencias que vivió con algunas sustancias. “Para los caretas que nunca conocieron lo que pasa en el mundo de la recuperación no es nada. Pero yo lo conozco, lo viví. Sé cuáles son los dramas. Es importante ayudarlos”, comenzó manifestando.

Ellos valoran mucho a los que se recuperan y a los nunca cayeron en eso. La primera vez que fumé marihuana fue para el Mundial del 66, en Londres, en un cocktail en la embajada argentina. Yo era bastante purrete, era muy chico. Probé y me acuerdo de haber dado dos pitadas y después no sé qué pasó. Te juro. No sé si pasó una hora, dos minutos, diez minutos y me desperté mirando fijo un reloj. Juré nunca más hacerlo”, afirmó Chiche Gelblung.

Delante de Gastón Pauls, decidió ir por más. “Alcohol yo nunca tomé, pero con cocaína me podría haber pasado. Yo transitaba mucho la noche y es muy común. La cocaína vino de arriba para abajo. Ibas a cocktails muy ‘paquetes’ y en la mesa hay cocaína. No era una cosa oscura. A mí nunca me tentó. La única vez que probé cocaína fue en el departamento de policía, habían hecho un secuestro y me invitaron a verlo porque era periodista. Me puse cocaína en el labio y se me durmió, se me cayó la boca porque era pura, pura», aclaró.

“Hay adicción a todo, a la fama, al cholulismo. En todos nosotros hay un gen adictivo a muchas cosas. Tengo un espíritu coleccionista. Me pasa con las lapiceras, con las camisas. Lo frené, era adicto a eso. Para darte un ejemplo: cuando encontraba un pantalón que me gustaba, iba y compraba cuatro. Me compraba de distintos colores y medidas por si engordaba», detalló. «Llegó un momento en el que no tenía lugar en mi casa. Con la ropa yo era compulsivo, ahora si me preguntas cuándo compré el último pantalón, no me acuerdo», sentenció Chiche.