Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pepe Cibrián
Pepe Cibrián

ESPECTÁCULO

«Destruir los hogares, vidas y familias»: el descargo de Pepe Cibrián

El director de teatro se manifestó en sus redes sociales, y no se guardó absolutamente nada.

<

Quiso compartirlo delante de cada uno de sus seguidores de Instagram. Y es que luego de que aparecieran imágenes de su novio Nahuel a los besos con otro hombre, Pepe Cibrián decidió dejar un descargo en sus redes sociales, más precisamente en su cuenta de Instagram, donde apuntó contra los programas de espectáculo.

«Durante las más terribles dictaduras se premiaba a aquellos que delataban a padres, hijos, vecinos… Ciertos medios son similares a dichos despreciables sujetos. Delatan. Se arrogan el derecho a destruir los hogares, vidas, familias por el solo hecho de un beneficio, bien material o de sentirse protagonistas frente a sí mismos«, comenzó asegurando.

«La tecnología hace que se viralice de forma instantánea un hecho y todos los medios se hacen partícipes de dicha noticia, lavándose las manos y escudándose en el libre derecho a expresarse. ¿Dónde termina ese derecho?», indagó Pepe Cibrián delante de sus seguidores, e inmediatamente decidió ir por más. «No me hace falta preguntarme si yo he sido víctima de este sistema porque la respuesta sería sí», señaló.

Tajante

«La respuesta sería a que debido a ello se destrozan vínculos, se agrietan amistades y hace que nuestro cuerpo se defienda con cánceres y fracturas por no poder asimilarlo. Vivo en esta sociedad y convivo con estos personajes, desprecio su accionar y me siento orgulloso de mis convicciones, de pelear por ellas», afirmó el director.

«No me siento orgulloso por salir en primera plana debido a algún conflicto personal cuando de lo que se debería hablar es de alguna obra mía. Lo malo es que lo logran, que logran su objetivo, pero seguimos viviendo, seguimos siento éticos los que lo somos y seguimos luchando por un mundo mejor… Del resto, que se hagan cargo los otros», sentenció Pepe.