Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
River

RIVER PLATE

El ex River que quiere jugar para la Selección de México pero no es citado por Martino

A pesar de estar muy cerca del retiro todavía tiene intenciones de poder jugar con para el Tri.

Hace un tiempo se dio una situación bastante particular ya que Rogelio Funes Mori, delantero surgido en River que se convirtió en ídolo de Rayados de Monterrey, se nacionalizó mexicano y fue así que logró ser citado por Tata Martino para defender la camiseta del Tri. Hay otro argentino que también quiere seguir sus pasos.

Rubens Sambueza, otro jugador que pasó por River, hace años que se encuentra en el fútbol mexicano, un lugar que lo ha adoptado de la mejor manera y que se puede decir que se convirtió en su segunda casa. Por esta razón realizó los trámites y logró la naturalización para poder ser llamado a la Selección de México, pero todavía no llegó el tan esperado llamado.

Espera el llamado

“Hasta el día que me toque colgar los botines voy a seguir soñando, esforzándome para conseguir lo que uno quiere. Me voy a esforzar para estar en la selección mexicana y porque creo que esforzándome puedo tener una chance”, afirmó el delantero de 38 años que más allá de estar cerca del retiro sigue teniendo la ilusión de recibir un llamado.

De todas maneras, hace poco volvió a hablar, ya un poco más resignado. “Desde que me naturalicé y cambió hace poco el reglamento, ese de que los naturalizados podían jugar en la Selección no siendo nacidos en México y antes no estaba todavía, desde que cambió hace poco tenía la esperanza, ahora obviamente se acerca el Mundial y el técnico ya tiene el equipo formado, más algunos que seguramente van a ir a competir”, afirmó.

Finalmente Sambueza afirmó que al menos esperaba un llamado para un amistoso, algo que aún no sucedió. “Sí estaba en mi cabeza poder ser algún día llamado, por lo menos jugar algunos amistosos en Estados Unidos contra grandes rivales y poder demostrar”, afirmó el ex River que más allá del contexto sigue manteniendo la ilusión a flor de piel.