Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River
Twitter de River.

RIVER PLATE

¿Fin de ciclo? El preocupante 2022 de Matías Suárez en River

El experimentado delantero marca la diferencia cuando juega pero sus lesiones le impiden tener continuidad.

<

El plantel de River tiene un problema bastante grave que debe resolver con rapidez si quiere pelear las competencias de las que forma parte. A razón de que se encuentra corto en la zona de ataque. Y una de las preocupaciones pasa por la falta de continuidad de Matías Suárez dentro del campo de juego. Debido a que está afrontando un 2022 para el olvido. ¿Fin de ciclo?

El atacante regresó frente a Vélez y marcó la diferencia a segundos de haber ingresado. Sin embargo, su presencia duró poco. Ya que se lesionó en la jugada del gol anulado. Tras realizarse estudios, el cuerpo médico del Millonario detectó que padece un pequeño desgarro en el isquiotibial derecho. Lo cual demanda unos 20 días de recuperación.

A falta de detalles para presentar a Miguel Borja como refuerzo de River, el plantel tendrá que enfrentar a Godoy Cruz con Lucas Beltrán y Braian Romero. Y en el banco de suplentes no habrá delanteros. Un hecho insólito que invita a pensar hasta cuándo el cuerpo técnico de Marcelo Gallardo podrá soportar la ausencia de Matías Suárez. Ya que en lo que va del año sufrió varios contratiempos.

Las lesiones de Suárez

A razón de que el delantero comenzó el 2022 afrontando una recuperación de una sinovitis en la rodilla derecha. Se había sometido a una operación para limpiarse la zona y esto lo dejó un largo tiempo marginado. Luego en marzo sufrió una molestia en la rodilla. Más adelante, en mayo contrajo un desgarro en el sóleo. Y en junio padeció una inflamación en la rodilla.

A las lesiones mencionadas, se le debe sumar el desgarro que sufrió el pasado jueves. Lo cual arroja una considerable y cantidad de molestias que lo colocan a Matías Suárez en un lugar muy delicado. Hay que recordar que su contrato con River finaliza en diciembre del 2023. En caso de que este cuadro se extienda, no sería descabellado pensar una rescisión y libertad de acción.