Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pepín Rodríguez

POLÍTICA

La Justicia de Uruguay le dio malas noticias a ‘Pepín’ Rodríguez Simón

Se complica la situación del exasesor de Mauricio Macri, sobre quien pesa un pedido de captura internacional.

<


Fabián ‘Pepín’ Rodríguez Simón recibió este lunes malas noticias por parte de la Justicia de Uruguay. Es que un Tribunal de Apelaciones del país vecino rechazó la solicitud de refugio político formulada por el diputado del Parlasur y exasesor de Mauricio Macri. Sobre él, pesa un pedido de captura internacional en el marco de una causa en la que se lo investiga por la extorsión a los dueños del Grupo Indalo durante el gobierno de Juntos por el Cambio.

El fallo de la Justicia de Uruguay

El tribunal de Apelaciones en lo Penal de 1º turno de Montevideo falló contra ‘Pepín’ por mayoría. Ahora, el exfuncionario macrista apelará ante una instancia superior bajo su abogado defensor, el exfiscal uruguayo Jorge Díaz, según consignó Télam. Es pertinente recalcar que como la negativa aún no está firme, todavía no se puede activar un juicio de extradición.

“Al momento, se coincide con la primera instancia y la CORE (Comisión de Refugiados), que de los dichos del apelante y la prueba documental incorporada –que incluye múltiples consultas y reportajes de la llamada prensa independiente– no se desprende que el Poder Judicial de su país lo persigue y/o no le brinda garantías mínimas para defenderse”, sostuvieron los jueces que rechazaron el planteo de Rodríguez Simón.

El voto de la mayoría lo firmaron los jueces Alberto Reyes Oehninger y Sergio Torres Collazo. En tanto, la discordancia corresponde a la magistrada Graciela Gatti Santana, según el fallo de 41 páginas firmado en junio pasado. Con esta resolución, Apelaciones confirmó el fallo firmado el 23 de diciembre último por la jueza uruguaya en lo Penal Especializado de Crimen Organizado de primer Turno, Adriana Chamsarián.

Esta última había rechazado el planteo de ‘Pepín’ que busca que se le otorgue refugio político. La magistrada Chamsarián se había apoyado en el dictamen de la CORE, en el que se señalaba que no había elementos para considerar que Rodríguez Simón fuera un perseguido político. Por el contrario, podía evidenciarse que, en la Argentina, el apuntado gozó de todas las garantías del debido proceso.

El caso ‘Pepín’ Rodríguez Simón

El exasesor de Macri permanece en suelo uruguayo desde el 8 de diciembre del 2020. La jueza María Romilda Servini lo declaró en rebeldía el 19 de mayo del 2021, luego de que el propio Rodríguez Simón anunciara a través de los medios que se encontraba en ese país y que no pensaba presentarse a la indagatoria a la que había sido convocado. Eso mismo lo ratificó más adelante su defensa por escrito.

Cuando lo declaró en rebeldía, Servini remarcó que el exfuncionario “dio sobradas muestras públicas de su intención de sustraerse de la Justicia, lo cual fue ratificado por su letrado defensor el día 18 de mayo de 2021”. Asimismo, definió la estrategia de pedir refugio político en Uruguay como una maniobra dilatoria.

Servini planteó que el dirigente macrista tuvo pleno conocimiento de la existencia del expediente desde mediados de 2019. Al mismo tiempo, que se pudo defender en ese terreno con todas las garantías de la ley. De esta manera, sostuvo la magistrada, resultaría de imposible comprensión el planteo referido a su supuesto temor de ser detenido en forma indebida.

“Fabián Rodríguez Simón tiene herramientas procesales en el país (de diverso tipo) para articular estos planteos dentro del ámbito del proceso penal, es decir, del Poder Judicial de la Nación, poder autónomo del poder político respecto del que presenta o plantea sus sospechas (Art. 1 de la Constitución Nacional)”, remarcó la jueza en aquel entonces.

En este expediente se investiga «la presunta existencia de actos llevados a cabo por funcionarios públicos, desde las altas esferas del Poder Ejecutivo Nacional o a instancias de aquellos, que mediante hostigamiento y ahogo financiero para con las empresas del Grupo Indalo, habrían importado casos de corrupción», según surge de la imputación que obra en la causa.