Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Rusia - Unión Europea

MUNDO

Países europeos llegan a un acuerdo para racionar el gas ante el posible corte del suministro

La empresa justificó la medida ante la necesidad de realizar el mantenimiento de una turbina.

Los países europeos acordaron este martes racionar el gas este invierno para protegerse contra más cortes de suministro por parte de Rusia mientras persigue su invasión en Ucrania. Los ministros de Energía de la Unión Europa aprobaron un proyecto de ley europea destinado a reducir la demanda de gas en un 15% de agosto a marzo.

El gigante estatal ruso Gazprom recortará el suministro a Europa a partir de este miércoles, amenazando a economías como la alemana que son altamente dependientes del gas de Moscú para la producción energética e industrial. Pero los 27 miembros, que impusieron ya siete paquetes de sanciones económicas contra el Kremlin, se reunieron para acordar una forma de reducir el uso y compartir la carga de la escasez, informó Télam.

«En un esfuerzo por aumentar la seguridad del suministro energético de la UE, los Estados miembros llegaron este martes a un acuerdo político sobre la reducción voluntaria de la demanda de gas natural de 15% este invierno», anunció este martes el consejo de ministros.

«El reglamento del consejo también prevé la posibilidad de activar una alerta sobre la seguridad del suministro, en cuyo caso la reducción de la demanda de gas sería obligatoria. El objetivo de la reducción de la demanda de gas es ahorrar de cara al invierno para prepararse ante posibles interrupciones del suministro de gas por parte de Rusia, que utiliza continuamente los suministros de energía como arma», añade el comunicado.

Gazprom anunció que a partir del miércoles recortará el suministro a Europa a través del gasoducto Nord Stream a 33 millones de metros cúbicos diarios, lo que supone alrededor del 20% de la capacidad. La empresa justificó la medida ante la necesidad de realizar el mantenimiento de una turbina, pero el hecho ocurre en plenas tensiones por la guerra en Ucrania.

El Gobierno ruso dijo el lunes que no quiere dejar de suministrar gas a Europa, pero advirtió que esto cambiaría si se siguen aplicando sanciones en su contra por la guerra. «Rusia no está interesada en esto (el cese de suministros de gas ruso a Europa)», declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ante periodistas.