Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Patronato
Captura TV.

DEPORTES

Sava, tras el escándalo arbitral que favoreció a Barracas: «Me dan ganas de llorar y no dirigir más»

El entrenador de Patronato estalló contra la terna que encabezó Jorge Baliño.

El arbitraje en el fútbol argentino está pasando uno de sus peores momentos y los beneficiados son siempre los mismos. Ayer por la noche, en un duelo crucial por la permanencia, la terna que encabezó Jorge Baliño le sacó el triunfo a Patronato ante Barracas Central, el equipo del poder. Y como no podía ser de otra manera, Facundo Sava, DT del Patrón, estalló: «Me dan ganas de llorar y no dirigir más».

La furia de Sava

«Me dan ganas de llorar, irme a mi casa y no dirigir nunca más en mi vida», expresó el entrenador que ayer le quitaron tres puntos fundamentales por la pelea para no perder la categoría. Casualmente Barracas Central es uno de los más beneficiados y los fallos son alevosos incluso con la presencia del VAR. Además de que fueron perjudicados, toda la delegación de Patronato vivió una odisea en Floresta.

Cuando los jugadores fueron a protestarle a la terna tras el pitido final, la policía se metió en el medio, se armó un tumulto y cinco integrantes del plantel pasaron la noche en la Comisaría Vecinal N°10. A Juan Barinaga, Matías Pardo, Axel Rodríguez, Justo Giani y Damián González (entrenador de arqueros) se los acusa de infringir los artículos 96 y 230 del Código penal.

Esto se debe a que hay cuatro policías que informaron lesiones y el árbitro Baliño denunció que recibió golpes en las piernas. Entonces por orden de la Dra. Celsa Ramírez, del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los cinco implicados serán citados a declarar en la Fiscalía a la vez que el abogado lo hará mediante Zoom.

Los alevosos fallos

Más allá de que todas las divididas fueron para Barracas Central y Baliño cobró inexistentes faltas, cuando Patronato marcó el 1 a 0 el VAR encabezado por Diego Ceballos y Diego Abal hizo anular el gol por un offside dudoso. Y sobre el final llegó la gran polémica de la noche: Calderara se tiró en el área y de una contra nació el 2 a 1 de la visita, pero el juez a instancias de la tecnología terminó anulando el gol y cobrando penal, por lo que el equipo de Tapia se quedó con los tres puntos.