Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Andy Kusnetzoff
Andy Kusnetzoff

ESPECTÁCULO

Una figura se sinceró frente a Andy Kusnetzoff: «Mis problemas»

En una nueva emisión de ‘PH Podemos Hablar’, una de las figuras pasó al punto de encuentro y decidió sincerarse.

<

Cada sábado, Andy Kusnetzoff llega a la pantalla de Telefe con un nuevo grupo de invitados para llevar adelante una nueva edición de ‘PH Podemos Hablar‘. Entre las figuras que se acercaron al punto de encuentro ayer, estaban Pachu Peña y Marcela Feudale, que fueron elegidos para encontrarse en el ‘frente a frente’. Sin dudarlo, tras escuchar la pregunta de Marcela, Pachu se sinceró al aire.

Durante el programa de ‘PH Podemos Hablar’, los invitados tocan diferentes temas, y comparten sus experiencias. Hasta que, en un momento, se apagan las luces y se iluminan a dos figuras, que deberán pasar adelante, para hacer el ‘frente a frente’, donde se hacen preguntas muy especiales. En esta oportunidad, los elegidos fueron Marcela Feudale y Pachu Peña.

«A pesar de ser una persona muy famosa y muy divertida, que siempre está haciendo humor… yo siento que adentro tuyo hay un gran grado de timidez y de vergüenza… No sé, no puedo definirlo, es cómo que hay algo oculto atrás de esos ojitos, que siempre me llamó la atención. Yo decía ‘¿cómo hace para encarar esa cosa tan zarpada de estar frente al humor?’. Pero adentro hay algo, ¿no?», le consultó Marcela Feudale.

Rápidamente, Pachu Peña confesó: «Si, puede ser, siempre fui muy tímido y lo reconozco. Siempre mis problemas fueron míos y me los guardé bien. Para mí, lo que hice y lo que hago lo tomo como un trabajo que disfruto y agradezco a Dios hacerlo. Me gusta tratar de divertir a la gente, pero lo tomo como eso. Fuera de eso, se apaga la cámara y a otra historia».

«Tengo ese grado de timidez, un encierro muy hermético mío. Y voy a seguir así hasta que me vaya», concluyó compartiendo Pachu Peña frente a las cámaras. Luego, le preguntó a Marcela: «¿Disfrutaste mucho trabajar tantos años con Marcelo?». Sin dudarlo, la figura aclaró: «No sé si es tanto el disfrute, sino el poco atrevimiento. Por un grado de crueldad que había en el medio, que hacía que se hablara por detrás mío».

Luego, agregó: «Entonces, cuando uno encuentra un lugar donde te sentís seguro, y donde tenes una determinada cantidad de posibilidades, donde sabes que, por el lugar que ocupas, el teléfono te va a sonar más veces seguidas que si te quedas solo. A veces decís ‘me quedo acá porque estoy cómodo y las cosas salen mejor’. Sí, podría haber jugado fichas más altas, haberme arriesgado más, pero preferí la comodidad, ante la crueldad de la gente».