Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Diego Brancatelli
Diego Brancatelli

ESPECTÁCULO

Amenazaron y agredieron a Diego Brancatelli en Corrientes: «Una situación muy violenta»

El periodista vivió un violento episodio mientras visitaba la ciudad de Goya.

<

Diego Brancatelli vivió un momento desagradable durante su visita a Corrientes. Es que el panelista de «Argenzuela» fue amenazado y agredido en Goya por dos hombres que intentaron escracharlo por su ideología política. Además de los insultos que recibió, al periodista le rompieron un paquete de polenta en el cuerpo. Tras el reprobable episodio, el comunicador se despachó con un duro descargo en las redes sociales.

«Me acaban de amenazar en #Corrientes, #Goya. Era cantado. Seguramente en las próximas horas, el gordo cobarde que se me acercó (y se fue corriendo) suba un video porque vino con un amigote con la cámara prendida. No esperaba nada de @gustavovaldesok pero sí que actúe si hay imágenes», manifestó Diego Brancatelli en Twitter, visiblemente indignado con la desagradable situación que le tocó vivir en Corrientes.

«Fue una situación muy violenta, con todo tipo de amenazas al gobierno, que yo era responsable y cómplice de eso. No nos van a intimidar. 1000 abrazos de gente espontánea vs 1 mandado por el poder político local. Seguimos grabando y trabajando que es lo que sabemos hacer», agregó el comunicador, quien se encontraba descansando en Corrientes. Por lo pronto, los agresores aún no fueron identificados.

Antes de viajar a Goya, el panelista de «Argenzuela» fue tajante en C5N a la hora de opinar sobre lo que sucedió con Viviana Canosa en A24. «No sé si esto fue censura, así como se dice censura. Yo acá pido que todos seamos sinceros: cuántas veces, los que trabajamos en un medio, nos dijeron ´este tema preferimos no tocarlo’ o ‘a este invitado no lo vamos a llamar’. ¿Vamos, ahora van a decir que nunca pasó?», expresó el panelista.

«A ver, cuántas veces vino Patricia Bullrich a Intratables y puso como condición que yo no podía hacerle preguntas. ¿Y eso no es censura? Y yo no me victimicé, yo seguí haciendo el programa. Hay 250 de estos casos por día. Trabajamos en empresas privadas. ¿Quién va en contra de los intereses de los dueños? ¿De verdad van a decir que esto no pasa? Si no nos sinceramos no vamos a ningún lado, eh… Dale, ¡¡No seamos hipócritas, por favor!!», agregó Brancatelli.