Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cinthia Fernández

ESPECTÁCULO

Cinthia Fernández volvió de sus vacaciones y compartió detalles de lo que vivió con su hija

La panelista de ‘Momento D’ se sinceró frente a lo que tuvo que pasar su hija en las vacaciones.

Sin lugar a dudas, Cinthia Fernández estuvo viviendo días de mucha tensión y tristeza, durante sus vacaciones con sus hijas. Esto tiene que ver con que, Francesca, su hija más pequeña, tuvo un problema de salud y debió ser internada. Tras volver de las vacaciones, la figura habló en ‘Momento D‘, en El Trece, y compartió detalles de lo que vivió con su hija.

Días atrás, Cinthia Fernández viajó con sus tres hijas y su madre a Punta Cana, para disfrutar unas vacaciones en familia. Sin embargo, no salió como esperaba, ya que apenas llegaron, debió internar a su hija más chica, ya que se encontraba descompuesta. Luego de días muy difíciles, finalmente le dieron el alta a Francesca, pudieron volver al hotel y disfrutar de lo que les quedaba a las vacaciones.

Tras regresar al país, Cinthia Fernández volvió a trabajar en ‘Momento D’, por la pantalla de El Trece. Minutos antes de que termine el programa, Fabián Doman le preguntó por lo que vivió, y Cinthia decidió compartirlo al aire. «Comió una hamburguesa en la casa de la ‘M’, que la detesto. Nos subimos al avión a las 12 de la noche, la nena estaba perfecta… a las 2 de la mañana empieza a vomitar y nunca más paró. Llegó totalmente deshidratada», comenzó explicando.

«Cuando dejo las valijas, la baño porque se había vomitado, se hizo encima y no tenía más ropa, era tremendo… la estoy apoyando para cambiarla y se me desmaya», continuó contando la panelista. Luego, sentenció: «El problema fue la clínica, un desastre. Ellos son un amor, muy acogedores, pero el sistema médico la verdad es que es paupérrimo. A mí me salvó el seguro y yo ser la mamá molesta de estar preguntando todo».

Entonces, explicó: «Entré 5.33 a la clínica, le pusieron la vía, pero nunca conectó, le empezó a filtrar el líquido por todo el cuerpo. Pudo haber sido gravísimo, se me cruzó todo, porque la nena empeoraba, entonces mi cabeza pensó que tenía algo peor. Encima, un día y medio después se acordaron que tenían que ponerle el antibiótico. Fue toda una negligencia médica, mi cabeza viajó por todos lados, pudo haber pasado algo peor».

Finalmente, concluyó compartiendo: «Se pudo haber deshidratado, y no quiero ni pensar. Yo pensaba que era una bacteria, no dejaba de pensar en casos que ya conocemos. Por suerte no, mejoró automáticamente cuando empezaron a pasarle el medicamento. Está súper bien, solo disfrutamos un día, pero bueno. La vida me sonríe, debe ser tanto ‘gualicho’ que tengo encima».