Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
River

RIVER PLATE

Dos altas y dos entre algodones: el mapa de los lesionados en River

El Millonario retoma los entrenamientos este martes con la cabeza puesta en lo que será el partido del próximo sábado ante Tigre.

Luego de lo que fue la victoria contundente ante Central Córdoba por 3-0 en el Monumental, River tuvo jornada libre el lunes para reponer energías y a partir de este martes ya comenzaron las prácticas de cara a lo que será el partido del próximo sábado a las 20:30 contra Tigre. Para este encuentro Marcelo Gallardo espera contar con el plantel completo.

Dos regresos

Las lesiones y bajas vienen siendo una constante en el Millonario, muchas de las cuales se dieron a último momento, como fue el pasado fin de semana con el cuadro gripal de Milton Casco, lo que imposibilitó que sea tenido en cuenta. Justamente el lateral es uno de los que está recuperado y listo para recuperar su posición ante el Matador de Victoria.

Otro de los que también recibirá el alta médica es Héctor David Martínez. El zaguero sufrió un desgarro en el cuádriceps izquierdo y es por eso que se perdió los últimos partidos. Si finalmente soporta la exigencia física se meterá en la lista de concentrados aunque no sería para estar nuevamente en el once inicial sino para ocupar un lugar en el banco de suplentes.

Por otra parte hay dos que están entre algodones y que serán evaluados con mucho cuidado. Matías Suárez tuvo una fuerte gripe la semana pasada y como no pudo entrenar con normalidad prefirieron que descanse ante Central Córdoba. Ahora volverá a entrenarse de manera normal, equilibrando cargas para no tener ninguna complicación extra.

El más complicado

El que más retrasado está es Paulo Díaz, quien sufrió un desgarro en el isquiotibial izquierdo y es poco probable que llegue a estar siquiera citado para viajar a victoria el próximo sábado. De todas maneras en el transcurso de la semana se analizará su evolución ya que le ruptura fibrilar no fue demasiado grave, por lo que aún queda una luz de esperanza.