Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Coco Basile
Coco Basile, histórico DT argentino.

DEPORTES

El Coco Basile pidió que la Selección Argentina baje el perfil antes de Qatar 2022: «No nos agrandemos»

De cara al Mundial, el experimentado director técnico opinó que no hay que darse por campeón antes de jugar.

<

Cada vez falta menos para el Mundial de Qatar 2022 y la expectativa en el país en torno a las chances de la Selección Argentina es gigante. Todos los hinchas creen que el equipo de Lionel Scaloni tiene serias chances de ser campeón y por eso la ansiedad y las ganas crecen. En este contexto, Alfio Basile le puso un freno a la cuestión y pidió que se baje el perfil: «No nos agrandemos».

El «Coco» elogió todo el proceso de Scaloni desde que asumió como director técnico pero reclamó que no se festeje antes de tiempo. «Me gusta, me gusta también el equipo técnico, buena gente… Un tipo inteligente, pasaron el proceso y han acertado en casi todos los jugadores. No veo líneas flojas, veo un equipo compacto. Pero no nos agrandemos, que no somos campeones del mundo. Podemos ser, pero nada más«, dijo.

Basile recordó que el proceso del entrenador actual fue de a poco y destacó que Lionel haya podido afirmarse en un cargo tan complicado como ese. «Cuando agarró Scaloni, ¿que decíamos todos? Que era una cosa anormal. Creo que es el único caso que arrancó directamente en la Selección de su país, y le fue brillante. Pero Boca es todos los días y la Selección, una vez cada tres meses», manifestó.

Más de Basile

En una entrevista concedida a «Platea Baja» (Radio Del Plata), Basile remarcó la importancia que tiene Lionel Messi para el plantel actual, dentro y fuera del campo de juego. «Mejor que Messi no se engripe, que ni se resfríe. Los contrarios cuando ven que juega ya entran medio cagados, y los compañeros con él se agrandan. Es un jugador distinto, y a esos tenés que cuidarlos», sostuvo.

En cuanto a su experiencia personal, recordó cómo fue el Mundial de Estados Unidos 1994 y lo que le tocó sufrir. «La gran frustración de mi carrera fue la Selección del ’94. Estábamos convencidos que íbamos a jugar la final, y nos garcaron porque Havelange era la única posibilidad que tenía de ser campeón, nos vieron jugar a nosotros y mandaron a una gordita rubia con Diego», sentenció.