Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Ale

ESPECTÁCULO

Estefanía Pasquini, la esposa de Alberto Cormillot, contó parte de su historia: «No llegaba»

La nutricionista no dudó en manifestarse delante de sus seguidores y hablar de las dificultades que ella tuvo.

<

Quiso compartirlo delante de cada uno de sus seguidores. Y es que Estefanía Pasquini vive uno de los mejores momentos de su vida después del nacimiento de su pequeño hijo Emilio, fruto de su relación con el prestigioso médico Alberto Cormillot. Sin embargo, la nutricionista no deja su trabajo de lado, y esta vez, contó parte de su historia.

Esto tuvo que ver con su experiencia al momento de querer bajar de peso, y cómo pudo enfrentar una situación que la perjudicaba. “¿Gustitos sí o no? Les cuento una experiencia personal, cuando estaba con sobrepeso me restringía toda la semana y llegaba el fin de y se compraban facturas, se cocinaban platos más calóricos”, lanzó.

En su cuenta de Instagram, delante de cada uno de sus seguidores, decidió ir por más. “Y es ahí cuando no podía poner un freno, ya que venía de toda la semana de comer muy estrictamente. Cada lunes empezaba con más peso y en la semana lo bajaba… Pero no llegaba al peso del último viernes, así era que poco a poco iba subiendo de a 200gr o 300 pero siempre para arriba…”, afirmó.

Tajante

“Un día decidí dejar esta conducta y ser más flexible, costó, no me salió de una, fueron años, pero gracias a que decidí cambiar la conducta logré dejar de escalonar cada semana un poquito más arriba, ya que cuando me daba mis gustitos los podía controlar porque sabía que luego venía otro”, señaló Estefanía Pasquini sin rodeos.

“No era ‘lo prohibido’ que no iba a volver a poder tocar hasta quien sabe cuándo. Es entendible que se crea que, si se tiene que bajar de peso, hay que parar con ciertos alimentos. Pero una cosa es decir ‘no toco más nada’ y otra es ‘voy a hacerlo y luego vuelvo al plan’. Con la cabeza abierta a pensar que no siempre va a salir tan fácil. Pero estamos haciendo lo mejor que podemos y eso ya es un cambio”, sentenció la nutricionista.