Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Estefi Berardi

ESPECTÁCULO

Estefi Berardi habló de la importante decisión que tomó: «Mi gran consejera»

La panelista también reveló que no volvería a pasar por algo semejante,

<

Ha sabido convertirse en una de las panelistas del momento. Estefi Berardi se luce no solo en “LAM”, el ciclo de Ángel de Brito, sino que también hace lo propio en “Mañanísima”, el formato que está a cargo de Carmen Barbieri. Esta vez, la joven fue noticia por lo que contó sobre el tratamiento al que se sometió para poder congelar óvulos.

“Se tenía que hacer unos estudios… Ella lo contó acá y lo podemos decir: tiene ganas de congelar los óvulos. Ella quiere ser mamá más adelante y tiene miedo de que cuando tenga ganas sus óvulos no estén óptimos”, había contado su compañero Pampito. Ahora, la comunicadora se encargó de dar todos los detalles sobre la determinación que tomó.

“Yo el contacto se lo pedí a mi ginecólogo para que me recomiende algún lugar. Él me mandó a un laboratorio para hacer la consulta, me pasaron el presupuesto y se lo conté a otras chicas que se lo hicieron. Alejandra Maglietti fue mi gran consejera. Lo cuento porque ella fue la que lo contó en algún momento. Ale me dijo ‘mirá que a mí me salió otro número’ y eran 500 dólares menos», comenzó asegurando.

“Era mucha plata al dólar oficial. Lo podés pagar en pesos, pero lo ponen en esa moneda por si baja. Cuando yo fui había tres cuotas sin interés. Entonces fui al lugar donde se lo hizo Ale porque tengo una referencia de otras chicas a las que le fue bien. Me salió sin la medicación un total de 800 dólares. La medicación, que es aparte, es carísima y sale alrededor de 140 mil pesos las inyecciones. Todo no llega a 1500 dólares. Si lo proyectás lo podés ahorrar. Es una vez en la vida», aclaró Estefi Berardi.

“Lo podés pagar en tres veces. Esto incluye un año de mantenimiento, dentro de estos 800 dólares y después mantenerlo el año sale 300 dólares. La prepaga lo que te reintegra es alguna consulta, pero son dos pesos con cincuenta en comparación a lo que sale el tratamiento. Es maravilloso que exista esta tecnología porque no tenés la presión de apurarte si no tenés ganas de tener un hijo ahora porque querés terminar la facultad, la carrera o el trabajo», sentenció Estefanía.