Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Inés Estévez

ESPECTÁCULO

Inés Estévez se refirió a la situación que vivieron sus hijas con discapacidad: «Injusticias»

La reconocida actriz se refirió a las situaciones que afectan a diario a tantas personas.

<

Tajante, directa y sin pelos en la lengua. Así se mostró Inés Estévez al momento de hablar de una situación que afectó a sus hijas, Cielo y Vida, y que días atrás había dado a conocer en sus redes sociales, más precisamente en su cuenta de Instagram. Ahora, la protagonista de innumerables éxitos de Canal Trece y Telefe, se refirió al respecto.

«Las recibieron muy bien pero las sentaron en un sector donde no veían cómodamente. Como había butacas libres una de las cuidadoras las trasladó a una zona más central. Un acomodador ni bien las vio las mandó nuevamente al lugar estipulado con modos cuestionables. (moverse de un sitio a otro ya de por si puede desregular un niño)», había contado la actriz sobre un show en el Gran Rex.

«Y cuando una de las cuidadoras le dijo que tenían discapacidad (algo sumamente visible en la más pequeña) el acomodador dijo ‘¿y qué tiene? sentate en donde te dije'», contó. En diálogo con Moskita Muerta en La Once Diez / Radio de la Ciudad habló de estas situaciones. «Hay muchas discapacidades, todos podemos tener discapacidades ante un accidente o una enfermedad, y debería haber políticas de difusión, sensibilización e información para convivir con la discapacidad. Todos deberíamos saber qué pasa con una crisis por hiperestímulo sensorial en un chico con autismo», comenzó asegurando Inés Estévez.

«La discapacidad no es sólo la hipoacusia o la silla de ruedas. Hay muchos casos de personas con discapacidad en el país, y creo que hace falta diseñar una ley que acompañe a la sociedad a aceptar la discapacidad. Todos convivimos con estas injusticias, pero la gente que no tiene recursos ni para reclamar, ni para visibilizar, ni para convivir con la discapacidad. La discapacidad no es el problema, es el sistema que no está preparado para absorber las necesidades de la diversidad, no se adapta a las neurodivergencias, ni a las necesidades de la discapacidad», lanzó.

«Seguimos siendo educados hegemónicamente y no hay aceptación de lo diverso. Lo mismo pasa con la diversidad sexual, con el género, con la vejez, con la pobreza, con los pueblos originarios. Tenemos que adaptarnos desde los vínculos primarios con la familia, entre las relaciones de hermanos, madres y padres, parejas, y de ahí extender a la sociedad», sentenció Inés Estévez.