Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Andy Kusnetzoff
Andy Kusnetzoff

ESPECTÁCULO

La tajante postura de una figura en el ciclo de Andy Kusnetzoff: «Tiene que cerrar la boca»

Quedaron todos conmocionados con lo que decidió compartir una figura al aire de ‘PH Podemos Hablar’.

Como es costumbre, el sábado pasado, Andy Kusnetzoff llegó a la pantalla de Telefe con un nuevo grupo de figuras, para llevar adelante ‘PH Podemos Hablar‘. Entre los invitados se encontraba Flor Torrente, que se animó a pasar al punto de encuentro en diferentes oportunidades. Sin embargo, quedaron todos conmocionados cuando decidió compartir lo que vivió cuando era más chica.

Una de las consignas en el punto de encuentro era que pasen al frente ‘los que alguna vez fueron discriminados por su cuerpo’. Rápidamente, Flor Torrente pasó al frente, y decidió compartir lo que tuvo que vivir años atrás. «Yo empecé a laburar a los 15 porque mis padres me enseñaron la cultura del trabajo. De pronto, me habían contratado para hacer una campaña», comenzó explicando la figura.

«Pero yo tuve un momento en que tuve que tomar medicamentos con hormonas, por problemas ginecológicos y estrés de la vida, y me cambió muchísimo el cuerpo de una semana a la otra. Entonces claro, ese trabajo que tenía una semana, a la otra semana, cuando me presenté, me lo quitaron porque estaba gorda. de pronto, prender la tele y que diga ‘a la hija de Araceli la discriminaron por gorda'», compartió Flor Torrente.

Entonces, compartió: «Uno pensar ‘¿qué me pasa a mí con esto?’, porque no es ‘me veo fea o estoy gorda’, no importa cómo seas. Pero lo digo con 33 años. En ese momento era ‘¿Cómo me enfrento a la vida con toda esta información y con todo lo que a mí me está pasando internamente? Más allá de lo físico'». Es en este momento que Andy Kusnetzoff decidió tocar el tema de lo que sucedió con Wanda Nara y el Photoshop, los últimos días.

Sin dudarlo, Flor Torrente expresó: «Pienso que el problema es la mirada ajena constante, porque es muy fácil hablar desde un lugar de, uno, desconocimiento, dos, de otra persona. Porque nos estamos poniendo a analizar el cuerpo de una, en ese caso, mujer. No importa quién seas, ¿por qué hay que analizar el cuerpo de una persona? Si es su cuerpo y punto. Yo estaba muy triste internamente por cosas que me pasaban a mí, que se reflejaban en mi cuerpo, como a cualquier persona».

«Yo creo que lo más difícil de todo eso es el trabajo interno que uno tiene que hacer en su vida. Tenía 18 años, salía a bailar y me decían ‘ay, no sos gorda’. Y no es, ser gorda o no ser gorda… es que no sabes lo que a mí me pega lo que vos me estás diciendo. La gente siempre va a decir cosas… El tema es que tenemos que aprender que nuestro cuerpo es nuestro, seas hombre, seas mujer, seas del género que seas, y que la gente tiene que cerrar la boca», concluyó tajantemente Flor Torrente.