Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
PH

ESPECTÁCULO

«Le detectaron leucemia»: un invitado de Andy Kusnetzoff decidió contar lo que vivió con su hermano

Los invitados se vieron movilizados por la historia que dio a conocer en pleno programa.

<

Un momento realmente fuerte fue el que se vivió en «Podemos Hablar», el programa que lleva adelante Andy Kusnetzoff a través de la pantalla de Telefe. Uno de los invitados fue nada más y nada menos que Gustavo Conti, el exparticipante de Gran Hermano que decidió hablar de la enfermedad de su hermano y de su donación de médula ósea.

«Fuiste noticia por una actitud tuya con tu hermano», comenzó asegurando el presentador. «Sí. A mi hermano le detectaron leucemia. Hizo un tratamiento para curarse, se curó, pero después la enfermedad le volvió. Los médicos optaron por hacer un trasplante de médula ósea», señaló el marido de Ximena Capristo delante de cada uno de los presentes.

«Yo me hice todos los estudios con él para ver el tema de la compatibilidad, nos dio un 75%. Estábamos aptos. Le doné médula ósea a mi hermano y ahora hace un mes que fue trasplantado, está recuperándose en su casa. Está surfeando. La está llevando bien, se está curando, se está sanando. Todo está saliendo bien. Fue positivo», aseveró Gustavo Conti delante de Andy Kusnetzoff.

El proceso

Fue en «Intrusos» donde hace algunas semanas, el actor se había manifestado al respecto. «Es simple viendo el resultado, que estas salvándole la vida a un ser querido, pero hay que poner el cuerpo. Te dan unas ampollas que te las tenés que inyectar en la panza o en el hombro durante 5 días, y ahí ya empieza el baile porque se te empieza a desprender la médula ósea de tu cuerpo y empieza a recorrer tu cuerpo, te duelen los huesos, las articulaciones, la cabeza», afirmó.

«Se sentía cansado y cuando fue al Sanatorio Anchorena le diagnosticaron leucemia. A partir de ahí comenzó con el tratamiento de quimioterapia y salió adelante. Le resetearon la médula, por así decirlo, y sacaron todas las células malignas. A partir de ahí, arrancaron los controles cada seis meses, pero, al pasar el segundo año, le agarró una recaída en abril», sentenció Gustavo Conti.