Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
María Fernanda Callejón
María Fernanda Callejón

ESPECTÁCULO

María Fernanda Callejón contó cómo se encuentra tras su separación: «Me ha invadido»

La morocha no la está pasando para nada bien por todo lo que se ha dicho sobre su vida privada.

Sincera, sin tapujos ni rodeos. Así fue como se mostró María Fernanda Callejón. Y es que la actriz desde hace algunos días que no puede salir del centro de la escena, debido a su separación de Ricky Diotto, el músico con el que tiene una hija en común, Giovanna. Ahora, la morocha abrió su corazón como nunca antes y habló con Catalina Dlugi.

En “Agarrate Calatina”, el ciclo que se emite a través de La Once Diez / Radio de la Ciudad, se manifestó al respecto. “Obviamente me ha invadido la tristeza. Cuando uno toma este tipo de determinaciones que producen un quiebre en la vida, y sobre todo en una familia, duela un montón de cosas. Fue durísimo, porque fueron muchos meses enteros sin poder dormir; muchos cuestionamientos y mucho autoflagelamiento. Fui yo la que pidió el divorcio. Me saqué la alianza delante de él y le dije que me quería separar”, lanzó.

“Hubo un hecho, pero no voy a contar cuál fue. Me cayó la ficha. Y cuando te cae una, te caen todas, como en efecto dominó. Yo venía avisando y proponiendo… Eso de la pareja abierta fue un gag, fue una cosa que le dije a Moria Casán… No lo llevamos a cabo, pero si lo hubiésemos hecho, ¿cuál es el problema? Cada pareja es un mundo. Por ser un contexto de separación, está todo bien… En algún punto estamos orgullosos de lo que hicimos, de cómo la llevamos. Tenemos una hija preciosa”, manifestó María Fernanda Callejón.

Sin embargo, esto no fue todo e inmediatamente continuó dando más detalles al respecto. “Con herramientas que me dio mi psicóloga, decidí decirle a Gio que a partir de ahora iba a tener una extensión de su casa, que es donde ahora vive su papá, y le propuse que lo ayudáramos a construir su lugar. Fuimos con mucho entusiasmo, porque una de las cosas que yo le dije, como en una especie de La vida es bella, que ahora iba a tener dos casas y dos vacaciones… Y eso un poco la puso contenta”, lanzó en torno a su pequeña hija.

“Es una niña muy positiva, pero sé que seguramente van a venir algunos días medio ‘tristonios’, como ya ha sucedido, pero yo estoy ahí para contenerla permanentemente”, indicó, sobre como sobrelleva la pequeña su nueva realidad familiar. El primer fin de semana sin ella fue tremendo. Cuando la dejé con él, llegué a mi casa, prendí el aire acondicionado, porque hacía un frío tremendo, y pasé una hora y media sentada en el living, sola, temblando de frío. No había mantita que me cobijara. Lloré mucho, mucho”, finalizó María Fernanda.