Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Lourdes Sánchez
Lourdes Sanchez

ESPECTÁCULO

«Me da pena»: Lourdes Sánchez se refirió a lo que está sucediendo con Piñón Fijo

La conductora infantil y bailarina habló sobre el escándalo que se desató con el payaso.

<

La polémica parece no tener fin y cada vez suma nuevos capítulos. Todo comenzó en las redes sociales, donde Piñón Fijo subió una foto junto a su nieta, contando que no puede verla. Esto sacó a la luz un gran drama familiar, del cual ahora se hizo eco nada más y nada menos que Lourdes Sánchez, quien también se ha destacado como conductora infantil.

En diálogo con «Socios del Espectáculo», la morocha dejó muy en claro lo que piensa al respecto. «La verdad es que sí me sorprendió. Me da pena por Piñón que se tenga que hacer público esto. Sobre todo porque hay niños en el medio pero, seguramente, le tocó muy fuerte para que él, que siempre fue una persona súper blanca en torno a las noticias, haya expuesto esta situación», comenzó asegurando.

«Realmente la está pasando mal de verdad. Pero yo siempre digo que, cuando hay niños, quizás estaría bueno arreglar el problema entre los grandes primero y después hacer algo tan expuesto. Sí se que hay otras cosas por atrás. Tenemos personas en común y si realmente lo expuso es por algo», aseveró la conductora sin pelos en la lengua.

Sin embargo esto no fue todo, ya que Lourdes Sánchez fue por más. «También es una persona que trabaja hace muchísimos años en el medio y que hoy se destape esto es como medio raro. Quizás quieren tapar otra cosa. La verdad es que no sé, porque también viene de parte de los hijos que también trabajan con él. Es raro, la plata me parece que a veces te hace pasar malos momentos. Deseo de todo corazón que se solucione», sentenció la bailarina.

Tajante

Cabe recordar que Sol Fijo, como se conoce a la hija del payaso, volcó su enojo en sus redes sociales. «El mal y dañino uso de mi hija en una publicación polémica, que necesariamente iba a trascender, requiere defensa. Pudo haber expuesto su cara para expresar su confuso lamento. Pero no, eligió la de mi pequeña de 5 años», señaló.

«Este acto representa una señal más del orden de prioridades del que lo hizo, donde, como siempre, otorgó más importancia a sus intereses, por sobre los de sus nietos e hijos. Es porque está desaparecido de nuestras vidas después del último de tantos maltratos (en mi semana 32 de embarazo). Y fue el último porque me animé a poner límite a las humillaciones crónicas después de 35 años», finalizó en sus historias.