Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente

ESPECTÁCULO

«Nunca fue mi intención lastimar a nadie»: Gisela Dulko se expresó tras las declaraciones de Mica Vázquez sobre Fernando Gago

La extenista se expresó en sus redes sociales y se defendió de las críticas.

<

Decidió romper el silencio y enfrentó los comentarios que se generaron en las últimas horas en torno a su relación con Fernando Gago. Y es que en diálogo con «Antes que nadie», el programa que se emite en Luzu TV, Mica Vázquez contó cómo se enteró de la infidelidad del actual director técnico de Racing Club con Gisela Dulko.

«Yo me separé porque, esto es terrible, la arquitecta que estaba haciendo nuestra casa que nos estábamos construyendo en Madrid después de cuatro años de novios, me reenvió un mail, y no sé por qué él se lo había mandado a Gisela Dulko, su exmujer, poniendo ‘mirá cómo está quedando nuestro nidito de amor'», reveló.

«Y a mí me llega el mail de la arquitecta, que no sé por qué… Bah, porque me estaba poniendo la obra al hombro yo hacía dos años. Ni te explico… después ver las notas de ellos dos diciendo ‘en casa con los perros y mi marido’. ¡Era mi casa, mis perros y mi marido la c… de la lora! Pero fue muy tremendo. Cuando Fer se fue a los Juegos Olímpicos, que ella estaba jugando todavía, volvió raro de ahí. Y lo percibí, dije ‘este está en otra’. ¡En otra relación paralela estaba! Literal», afirmó Mica.

Ante la repercusión de semejantes dichos, Gisela Dulko se expresó a través de las historias de su cuenta de Instagram, donde reveló que nunca supo de la relación de Fernando Gago con la actriz, asegurando, además, que ya se encargó de hablar con ella. «ACLARACIÓN: Yo no fui tercera en discordia entre Micaela y mi ex marido», afirmó.

«Jamás supe que él estaba en otra relación cuando empezó a salir conmigo», sostuvo la reconocida extenista. «Yo hablé con Micaela y lo aclaramos en privado porque nunca fue mi intención lastimar a nadie. Fin del comunicado», sentenció delante de cada uno de sus seguidores, luego de tener que pasar ella misma por una escandalosa separación.