Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Mónica Farro
Mónica Farro

ESPECTÁCULO

«Una angustia muy grande»: Mónica Farro lo que sufrió tras la decisión de no volver a ser madre

La rubia abrió su corazón como nunca antes delante de cada uno de los oyentes.

Tajante, directa y sin filtros. Así fue como se mostró una de las vedettes más importantes del mundo del espectáculo de nuestro país, como es el caso de Mónica Farro. Fue en diálogo con el ciclo radial “Detrás de Escena”, el ciclo de Daniel Ambrosino, donde la uruguaya dio detalles de la determinación que tomó sobre no volver a ser madre, algo que fue dialogado con su marido.

“Fuiste madre muy joven de tu primer hijo y ahora estás en otra etapa con Leandro, ¿te gustaría ser mamá con él?», indagaron. “Lo pensamos en algún momento y él tiene su hijo de 9 años, que es mi hijastro y yo ya no puedo tener hijos así que no voy a ser mamá nunca más. No me gustaría adoptar ni otro método que no sea parir mi propio hijo. Tengo a mi perrita Luna que la amo y está siempre durmiendo, es muy pachorra y así estamos muy bien», contestó.

Inmediatamente, Mónica Farro siguió dando más detalles. “Me cautericé las trompas; se cortan y eso es de por vida. No es que en algún momento podés deshacerlo y retomás tu vida normal. Me las cautericé hace varios años y lo que hice fue cortarlas luego de una conversación muy importante con mi marido Lo decidimos a conciencia porque era algo para toda la vida. Lo hice a los 43 años y ahora tengo 46. Fue una decisión que tomamos juntos, algo complicado y fuerte para mí porque después de que me operé me agarró como una especie de depresión, una angustia muy grande porque sentía que dejaba de ser mujer”, lanzó.

“Sé que no volver a ser madre no tiene nada que ver con dejar de ser mujer pero en ese momento lo sentí así. Psicológicamente me afectó bastante. Estuve muy acompañada por Leandro, por mi familia y fue una decisión mía. Leandro me acompañó y me dijo que él se hacía la vasectomía, pero no se lo permití. ´Estás loco´, le dije. Tenía 30 años y me pareció una locura que se hiciera una vasectomía porque uno no sabe las vueltas de la vida y si vas a seguir juntos por siempre. En todo caso era yo la que no quería volver a ser madre», afirmó la rubia sin titubear.

“Siempre quise ser madre y perdí dos embarazos, aparte de mi hijo. Después empecé a sentir que ya tenía a mi hijo, Leandro al suyo y ninguno de los dos se moría por volver a ser padre. Somos tan libres de ir y venir, hacer y deshacer. No vivo con mi hijo y el de él tampoco vive con nosotros, entonces somos novios eternos y decidimos hacer lo que queremos en cuanto queremos sin tener que estar pendientes del colegio ni de esto ni de lo otro. Somos más libres que si tuviéramos un nene o un bebé en la casa. Mi hijo tiene 28 años ya y siento que estoy por entrar en otra etapa, quizás más adelante. Me va a tocar empezar a disfrutar de mis nietos cuando vayan llegando», sentenció Mónica.

Mónica Farro
Mónica Farro