Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Gobierno porteño

SOCIEDAD

$1,5 millones por día: Gobierno porteño demanda a padres de alumnos que tomaron escuelas

La denuncia comienza con la comunidad del Mariano Acosta y se extenderá a otros establecimientos en conflicto.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le reclamará $ 1,5 millones a los padres de los alumnos que tomaron la Escuela Normal Superior Mariano Acosta. Desde la administración de Horacio Rodríguez Larreta sostienen que se trata del costo laboral diario que implicó tener cerrado el colegio durante los últimos días. La denuncia se extenderá al resto de los establecimientos que se vieron afectados por medidas similares.

Entre ellos, se destacan además el Lengüitas, García Lorca, Cerámica, Pascual Gaglianone, Osvaldo Pugliese y María Claudia Falcone, según NA. Además, el Ministerio de Educación porteño a cargo de Soledad Acuña denunció a los estudiantes que protagonizaron las tomas por vandalismo debido a los destrozos que provocaron en las instalaciones de los establecimientos educativos.

Acuña envió este lunes una carta a la Procuración General porteña un informe donde cuantifica el valor del pago de salarios del personal de la institución. “Toda vez que dicha inversión se realiza con la contribución de cada vecino de la Ciudad, se solicita se inicien las acciones legales correspondientes contra los adultos que resulten responsables, a los fines de reclamar el daño patrimonial producido”, remarcó la funcionaria.

Asimismo, remarcó que “cada día de escuela cuenta”. “Por eso desde la Ciudad venimos trabajando para garantizar el derecho a la educación de los estudiantes, implementando medidas para favorecer y recuperar los aprendizajes luego de casi dos años de pandemia”, se explayó. Días atrás, la funcionaria porteña vinculó el asunto de las tomas con el kirchnerismo, dando a entender que la ideología de ese perfil político incide en las medidas por parte de los alumnos.

La toma en el Mariano Acosta comenzó el viernes último, aunque durante la jornada de este martes se levantó. No obstante, todavía siguen ocupados los otros edificios. Luego de que los alumnos terminaran la toma, las autoridades del establecimiento donde todo comenzó constataron los daños que habían provocado en el edificio, especialmente en los baños y las paredes.

“Es una obra que hicimos en el 2020, invertimos en la escuela porque los baños estaban destrozados por vandalismo, entonces se puso todo a nuevo y hoy los baños están nuevamente destrozados y vandalizados”, expresó Acuña en declaraciones a la prensa. Por último, puntualizó que “hay que empezar a poner límites, a decir basta. No da todo lo mismo”.