Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Canta Conmigo Ahora

ESPECTÁCULO

«A flor de piel»: un participante de Canta Conmigo Ahora se emocionó tras su participación

El ciclo que se emite en la señal del solcito, da a conocer las historias de vida de cada uno de los cantantes.

<

Un momento muy fuerte se vivió en Canta Conmigo Ahora”, el programa que lleva adelante Marcelo Tinelli a través de la pantalla de Canal Trece. El protagonista de esta historia fue Mariano Rodríguez, un cantante que desplegó todo su talento delante de 100 jurados del ciclo, y que se mostró movilizado en vivo y en directo.

“Soy de Lanús, mi trabajo actualmente es ser chofer de camiones, también como hobby canto en bares o en algunos cumpleaños y en este momento estoy tan incómodo de usar este traje, que hace cinco años atrás tenía quince kilos menos, sí que imagínate que estoy todo apretadito acá adentro que no me pudo ni mover”, comenzó asegurando.

En medio de su presentación, continuó dando detalles de lo que vivido. “La música en mi vida arrancó desde muy chiquito, mi viejo con la guitarra y también participando en uno que otro certamen de canto y al final el canto me ganó. Este año tuve la desgracia de perder a mi papá y a mí mamá, tengo un dolor en el pecho por haberlos perdido, aparte a los dos juntos», afirmó Mariano en el ciclo de Tinelli.

Movilizado

“Creo que el estar acá me siento acompañado hoy en día por ellos, así que voy a tratar todo lo mejor y sé que ellos están guiándome en este momento. No les voy a negar, estoy emocionado, yo creo que no me pasa, suelo cantar en los bares, estoy acostumbrado a cantar en público, pero no sé qué me pasó, estar acá es algo grande”, reveló.

Después de su performance, no pudo ocultar sus sentimientos. “Sigo a flor de piel, mirá que no me suele pasar, debe ser la energía de toda esta gente hermosa que pasaban y me saludaban, me decían ‘vamos, a romperla’ y la majestuosidad de estar acá al lado tuyo. No por nada nací y me crié con una familia que ponía la tele y veíamos al cabezón clavándose los alfajores«, sentenció Mariano.