Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Argentina

SOCIEDAD

Abogado con 20 años de trayectoria contó la cruda realidad: «Argentina es un país narco»

El negocio de la droga avanza en los sectores más vulnerables de la Argentina y las granjas terapéuticas no funcionan.

<

Daniel Odetti, abogado penalista con 20 años de trayectoria, manifestó que la mayoría de las granjas terapéuticas en Argentina donde se tratan a chicos y chicas con adicción a las drogas «fracasan» en su intento de recuperar a las víctimas y además son «perversas». Las declaraciones en televisión se dieron en el marco de la detención del periodista, Marcelo Teto Medina, junto a otros 16 acusados por los delitos de reducción a la servidumbre y abandono de persona en la granja de rehabilitación, La razón de vivir.

«Yo tengo una comunidad donde recibimos a personas que salen de la cárcel que no tienen chances de trabajar, les ofrecemos trabajo y viviendas. Hay un montón de cualidades particulares que lo llevan a estar vulnerables y la mayoría vienen con problemáticas de consumo de drogas, pero no somos una granja de consumo», expresó Odetti en La Nación+.

«Mi experiencia de 20 años me demuestra que las granjas terapéuticas que trabajan en el consumo de adicción con internación compulsiva obligatoria o no, en definitiva fracasan y son perversas. El Estado argentino ya aceptó que la Argentina sea un país narco. Desde el año 2011 vengo denunciando la estructura de corrupción vinculada con el narcotráfico en todos los poderes del Estado en la Argentina»

«La Argentina es un país narco. La jueza federal, Sandra Arroyo Salgado, está diciendo que sus compañeros, los jueces y fiscales provinciales, los legisladores y los políticos están todos en la transa de la droga», insistió el abogado que también trabaja en el sector de la asistencia social a chicos con problemas de adicción y cárcel.

«Hace 20 años que trabajo en el sector de la asistencia social. Cuando un padre te dice que paga 12.000 pesos para la granja de rehabilitación que es la vivienda, la comida y la higiene ¿Podés pensar que una persona puede vivir con eso? No, ninguna estructura se mantiene con ese dinero, entonces los hacen trabajar para tener un rédito con eso», comentó Odetti.

«La familia se saca un problema por 15.000 pesos y no los quiere volver a traer a sus casas porque les roban sus cosas para comprar droga. Al Estado no le interesa hoy en día participar de la solución de un problema que generó y que es el tráfico de droga en la Argentina. Aunque no se produzca cocaína, no quiere decir que no seamos un país narco», concluyó.