Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
ONU

MUNDO

Asamblea de la ONU: fuerte crítica al conflicto entre Rusia y Ucrania

Los mandatarios pidieron paz y una salida negociada en la guerra bélica, que ya lleva siete meses.

<

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania estuvo el martes en el centro de los discursos de la mayoría de los presidentes que hablaron ante la Asamblea General de la ONU, con exhortaciones a la paz y a una salida negociada, en la que constituyó casi la única coincidencia porque las temáticas fueron luego desde la seguridad alimentaria a las cuestiones climáticas y la corrupción.

Como es habitual, le tocó al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, opinó que aunque la ONU sirvió para restaurar la paz tras la Segunda Guerra Mundial, ahora la lucha en Ucrania sirve de «alerta», por lo que reclamó «una reforma» para encontrar la paz mundial. «Hemos intentado hacer todo lo posible para ofrecer soluciones negociadas para pacificar los conflictos», subrayó, informó Télam.

Su par de Bolivia, Luis Arce, propuso declarar al mundo como «zona de paz», expresó su preocupación por «el considerable número de conflictos armados que azotan a la humanidad». Acusó a las «transnacionales de la guerra» por generar disputas «por el afán de imponer un orden político y económico funcional a los intereses del capitalismo».

En su primera participación en la Asamblea, el colombiano Gustavo Petro denunció el fracaso de la guerra antidrogas y advirtió que, si no se modifica el paradigma para abordar el flagelo, en los próximos 40 años «Estados Unidos verá morir de sobredosis a 2,8 millones de jóvenes». También exhortó a Rusia y Ucrania a dialogar para lograr la paz porque «es hora de que los eslavos hablen entre sí».

Constitución chilena y Taiwán

Por su parte, chileno Gabriel Boric lamentó la «injusta guerra» desatada en Ucrania, a la que juzgó causa de desestabilización a nivel global. Pero en su discurso se dedicó más tiempo a repasar la situación interna de su país tras el rechazo a la nueva Constitución. Por lo que expresó que asume el resultado «con los ojos y el corazón bien abiertos».

Una nota distinta puso el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, no por señalar el «compromiso» de su país con la resolución pacífica de los conflictos y la necesidad de «repensar» el funcionamiento del Consejo de Seguridad de la ONU de cara al enfrentamiento Rusia-Ucrania, sino por su pedido de incorporación de Taiwán a la organización.

Además de expresar que «no se puede hablar de iniciativas globales para erradicar la pobreza cuando nuestras economías se ven contaminadas por ganancias provenientes de las actividades ilícitas», Abdo Benítez dejó en claro que Asunción apoya «enfáticamente» la participación de Taiwán en el «sistema multilateral» del organismo de la ONU.

Paraguay es el único país de Sudamérica que tiene relaciones diplomáticas formales con Taiwán, una isla que China considera parte de su territorio. Pedro Castillo, mandatario de Perú, reafirmó la «firme decisión de defensa del principio de no agresión y del respeto a la integridad territorial de los estados».

Criticó además la «la ilegitimidad de la intervención de Rusia en Ucrania, de la misma manera que reprueba la persistente ocupación por parte de Israel de territorios palestinos y árabes desde 1967». Y en una referencia a la situación interna de su país, alertó que «los golpes de estado, sea cual sea su modalidad o el poder de Estado que los impulse, son ilegítimos», porque «atentan contra la expresión soberana de la voluntad popular».