Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pollo Álvarez
Pollo Álvarez

ESPECTÁCULO

El testimonio de una figura en el ciclo del Pollo Álvarez: «Me podía la depresión»

El conductor recibió en el piso a una actriz, que decidió compartir lo que tuvo que vivir los últimos años.

<

Nosotros a la Mañana‘ es uno de los ciclos más destacados de la pantalla de El Trece. Cada mañana, el Pollo Álvarez y todo su equipo comparten diferentes noticias, tanto policiales como del mundo del espectáculo. Es por esto que, días atrás, recibieron en el piso a María Valenzuela, que se animó a compartir su duro testimonio al aire.

Después de un tiempo alejada de la televisión, mientras fortalecía su salud, María Valenzuela reapareció en ‘Nosotros a la Mañana’ para hablar de su estado actual y repasar su caso. «Tuviste un año, desde el punto de vista de salud, muy complicado. El tema de la boca, que eso te impedía comer, masticar», comenzó compartiendo Carlos Monti. A lo que María confesó que llegó a pesar «35 kilos, durante 4 años no pude comer sólido».

Rápidamente, el Pollo Álvarez interrumpió para preguntar: «Desde la ignorancia, ¿Cómo se llega a eso?». Sin dudarlo, María Valenzuela afirmó que es «una mala praxis que me hicieron en la boca. Yo pagué todo, el dentista se fue a Barcelona, yo hablaba por WhatsApp con él. Mientras hablaba, pegaba contra las paredes, diciéndole ‘dame una solución’. Pero no había solución. ‘A lo mejor voy a fin de año’, me dijo, y le dije ‘cuando vengas te vas a encontrar con un cadáver'».

«Me derivó a un colega de él, que no quiso meter mano porque dijo ‘esto yo no lo hubiese hecho’. Me quisieron llevar a un cirujano que me salía entre 3 y 4 millones de pesos, para sacarme hueso… Hasta que apareció mi dentista y amigo de toda la vida, que está viviendo en Ushuaia, por eso no hice este trabajo con él. Decidí viajar a Ushuaia y empezar a arreglar mi boca», continuó explicando la invitada.

Entonces, reveló: «Ya me salvó la mitad de mi vida, porque tengo toda la parte de abajo hecha de nuevo, lo que me está faltando es la parte de arriba. Pero ahora puedo comer». A lo que Ariel Wolman le consultó: «¿No había la posibilidad de alimentarte vía oral o con proteínas para no llegar a ese peso?». Sin dudarlo, la actriz afirmó que sí, que probó con licuados, y decidió compartir lo que vivía.

«Yo estaba 10 minutos para masticar un pedacito de pollo. Entonces, me podía la angustia, me podía la depresión, y terminaba abandonando la comida, llorando porque no podía comer. Era muy tedioso estar con un plato de comida durante dos horas, y además con dolor», expresó María Valenzuela. Rápidamente, el Pollo Álvarez se solidarizó al expresar: «No sé si les pasó, pero cuando te duele una muela, pasas el peor día de tu vida… imagínense 4 años ese calvario».