Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Pablo Rag.
Pablo Rago.

ESPECTÁCULO

Gerardo Romano contó lo que vivió Pablo Rago tras la denuncia que recibió: «Engordó, se quedó sin laburo»

El actor no se quedó callado y reveló qué fue lo que sucedió con su colega, quien atravesó un calvario.

<

En los últimos días, mucho se habló sobre la denuncia de violencia y abus* que hizo la actriz Paula Di Chello, en torno a una novela de la que formaron parte en el año 2005. Gerardo Romano, sin rodeos, salió a defenderse y aseguró que nada de esto fue cierto, sino que todo lo que sucedió entre ellos tuvo que ver con una escena de ficción. Pero además, se encargó de hablar de lo sucedido con Pablo Rago.

Fue en «Intrusos», donde se mostró más directo que nunca y sin guardarse absolutamente nada. «Un día estaba en mi casa y me suena el timbre. Bajo y una señora de unos 50 años me dice ‘Hola, creo que sos mi papá’. Tuve que contratar abogados, gasté 2.000 dólares, perdí un montón de tiempo», aseveró el artista delante de Florencia de la V.

Ante la atenta mirada de cada uno de los presentes, decidió ir por más. «Y la mirada de la gente que siempre es acusatoria. ¿De quién es hija la señora? No lo se, pero yo no soy el padre, porque el resultado del ADN dio negativo en un 100 por ciento. ¿Alguien me devolvió la guita? Nadie», afirmó el protagonista de innumerables éxitos de la pantalla chica.

«Mis hijos me preguntaban ‘papá, vamos a tener que compartir la herencia con una persona más», porque era eso lo único que les interesaba a ellos…’, Eso salió con un resultado positivo para mi, pero esto que dicen ahora no se qué habrá buscado esta chica porque yo nunca fui violento ni agresivo con nadie. Al contrario», apuntó Gerardo Romano.

Fue allí cuando se refirió a la denuncia que años atrás recibió su colega, por parte de una joven. Finalmente, fue sobreseído, pero las consecuencias fueron graves, según lo que contaron. «En mi caso la pasé mucho más leve que Pablo Rago, que engordó 25 kilos, perdió a la pareja, se quedó sin laburo y lo rajaron de la casa», apuntó Romano.

Gerardo Romano