Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
Rubén Darío Insúa

SAN LORENZO

Insólito: por qué el Oso Arturo es clave en la pelea entre Rubén Insúa y Marcelo Tinelli

La pelea entre los protagonista se originó en un partido amistoso del 2003.

<

El pasado sábado saltó una nueva polémica en San Lorenzo, porque tras la derrota ante River el plantel se marchó silbado e insultado por los hinchas. Esto provocó que Rubén Darío Insúa defienda a los suyos y lance una dura acusación contra Marcelo Tinelli. La cual revivió una pelea que está a punto de cumplir 20 años. Y que tiene como tercer protagonista al Oso Arturo. ¿Qué pasó?

La reacción de Insúa

Cuando los jugadores del Ciclón se estaban retirando al vestuario, el entrenador se acercó a la platea y comenzó a intercambiar palabras con algunos hinchas. Antes de meterse en la manga, se dirigió a un grupo puntual y lanzó una frase que no pasó desapercibida. «Manga de hijos de puta, por qué no putean a Tinelli, que se robó todo de acá”, expresó. Esto provocó que haya sido denunciado por incitar la violencia.

Su conflicto con Tinelli

«El origen del conflicto es insólito, y no tiene relación con los hijos de Insúa. Yo lo escuché de boca suya», arrancó Daniel Fava en Radio La Red. A razón de que se mencionó que los protagonistas estaban enfrentados por un problema que había surgido con Robertino Insúa hace algunos años. Sin embargo, la historia dispone de un trasfondo que la vuelve un poco insólita.

«En el año 2003 se jugó un partido entre San Lorenzo, dirigido por Insúa, y Deportivo Español. ¿Se acuerdan cuando Tinelli jugaba al fútbol? En esa época se filmaban los partidos para VideoMatch. Cuando el amistoso estaba en desarrollo, se acercó el Oso Arturo y en modo de joda le pidió al técnico que lo saque a Tinelli. Insúa lo hizo porque se lo pidió la producción del programa, pero Tinelli se enojó porque era una fiesta«, agregó el periodista.

Aquella modificación desencadenó en algo más y afectó de manera directa a uno de los hijos del entrenador. «Tinelli se enojó en serio. Y a partir de ahí nunca más se hablaron con Insúa. Después, con el paso del tiempo, se la devolvió con Robertino Insúa. El chico estaba en la reserva y le tenían que hacer un contrato para subirlo a primera. Pero la comisión directiva decidió que no y lo dejaron libre«, culminó Fava.