Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Luciana Salazar
Luciana Salazar

ESPECTÁCULO

«Me debe odiar por eso»: Luciana Salazar reveló lo que hizo una exempleada de Martín Redrado

La rubia fue consultada sobre el hecho que alteró la casa de su expareja, y aseguró que conoce muy bien la mencionada vivienda.

Siempre dispuesta a hablar sin tapujos. De esta manera es como es como se muestra nada más y nada menos que Luciana Salazar, una de las personalidades más mediáticas de la farándula nacional. Esta vez, brindó una entrevista con «Socios del Espectáculo», y reveló que una exempleada del economista Martín Redrado decidió irse a trabajar con ella.

Todo se inició cuando en el ciclo que Adrián Pallares y Rodrigo Lussich conducen en Canal Trece, contaron lo que sucedió en la vivienda el empresario, en medio de la celebración por el día de su cumpleaños. «Un patrullero en la casa de Redrado. ¿Se lo mandó Luciana Salazar?», indagaron mostrándose más picantes que nunca delante de los televidentes.

«Martín Redrado festejaba su cumpleaños como todos los años, él suele hacer un fiestón, tira la casa por la ventana entre 40, 50 invitados», arremetieron. Fue en ese momento cuando dieron a conocer el móvil que realizaron con Luciana Salazar. «¿Conocías esa casa?», preguntó la notera, y ella no dudó en asegurar que estuvo mucho tiempo presente en ese lugar.

«Sí, obvio, si prácticamente vivía ahí. Conozco a varias personas de ahí, de las empleadas y eso, aunque a algunas las conocí más adelante», manifestó. Sin embargo esto no terminó allí, ya que inmediatamente, la cronista siguió indagando al respecto. «¿Él era buena onda con las mucamas? ¿Con el diariero? ¿Era de dejar propina?», quiso saber en torno al día a día del economista.

Entre risas, la madre de Matilda se mostró más sincera que nunca. «No me toques ese tema, porque la que era empleada de él ahora es empleada mía hace ya bastante tiempo. No toquemos ese tema mejor porque él me debe odiar con su vida por eso. La amaba, pero se vino conmigo», sentenció la rubia más picante que nunca delante de la cámara.