Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Ricardo Centurión
Ricardo Centurión, jugador de Vélez

DEPORTES

«Me había cansado de la vida»: Ricardo Centurión habló de su estado anímico y pidió ayuda

El futbolista argentino se sinceró sobre su actualidad lejos del deporte y dio fuertes declaraciones.

Ricardo Centurión rompió el silencio este martes por la tarde y habló de su alejamiento del fútbol y su estado anímico actual. En concreto, se animó a hablar de la crisis que está atravesando. «Me había cansado de la vida, había aguantado muchas cosas, necesitaba aislarme, me sentía agobiado, tenía ataques de pánico, necesitaba irme de todo, por eso decidí esto. Muchos no me entienden», manifestó.

«Ese es el motivo por el que decidí irme de mi trabajo que tanta felicidad me trajo. No me aguantaba ni a mí mismo», explicó Ricky en una charla por Radio La Red. Y agregó: «Yo pensaba que el amor de mi hija me iba a hacer olvidar de un montón de heridas. El amor de un hijo es diferente a otro amor y pérdida. Pero no lo puedo soportar. Me cuesta mirar a los ojos a mi hija que está creciendo».

«Mi vida es totalmente como en pandemia. Para el futbolista es todo el fútbol. Cuando no lo tenés es estar en pandemia», contó el futbolista que actualmente pertenece a Vélez. «Hoy a mí no me llama nadie. Obvio, uno o dos periodistas. La gente que he conocido, no te llama. Te encontrás solo. Te das vuelta y está tu vieja y tu señora. Sabía que iba a pasar. No le tengo miedo, no le escapo», aseguró.

Más de Ricardo Centurión

Ricardo Centurión pidió que lo vuelvan a tener en cuenta y avisó que dará lo mejor de sí en el caso de que ocurra. «Si tengo la oportunidad y empiezo a entrenar, suelto todo de verdad, el vicio. Es un antes y un después. No es que no puedo dejar lo que hice. Yo puedo. Empiezo a entrenar y empiezo. Yo en un mes estoy bien. Con un preparador físico como Valdecantos en 15 días estoy bien», manifestó.

«Por suerte mantengo el sueldo que estoy cobrando en Vélez. Es como que estoy jugando desde el contrato. Pero te levantás y no jugás. Eso duele», señaló Centu. Y cerró: «Con mi familia cuando no tenía nada, comíamos. No me asusta si no puedo pagar un departamento en Puerto Madero y tengo que volver a mi casa». Sus declaraciones sorprendieron a todo el fútbol argentino y volvieron a poner sobre la mesa el debate sobre la salud mental en el deporte.