Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Nazarena Vélez

ESPECTÁCULO

Nazarena Vélez se sinceró al hablar de una expareja: «Es un buen pibe»

La panelista de ‘LAM’ decidió recordar una relación que tuvo con un exfutbolista.

Nazarena Vélez tiene una larga carrera en los medios de comunicación, habiendo comenzado a trabajar desde muy chica. A lo largo de los años, tuvo muchas parejas, y tanto las distintas relaciones como las separaciones fueron muy mediáticas. Es por esto que, en la emisión de ayer de ‘LAM‘, compartieron la palabra de Aldo Osorio, expareja de la panelista, y Nazarena no dudó en sincerarse en vivo.

«Con Naza la pasé increíble… Cosas de la vida, lo que te puedo decir es que nos separamos, después tuvimos un encuentro, y nada… Nos queremos mucho, ella me conoce mucho, yo la conozco mucho. Hubo recuentro, pero ¿viste que dicen que las segundas oportunidades no son las mismas? Es una gran persona», expresó Aldo Osorio en una nota con Ulises Jaitt.

Tras escuchar la nota, Ángel de Brito comentó: «No me acordaba como terminó tu relación con Osorio». A lo que Nazarena Vélez afirmó que fue «bien, es un buen pibe… Él, su familia, su mamá». Entonces, Yanina Latorre comentó que «habló re bien», y Ángel sentenció: «Si, lo buscaron, pero no lo encontraron». Rápidamente, Yanina le preguntó por qué se separaron, y Nazarena confesó: «Era una relación… yo estaba en el champagne cuando salía con él. Era una etapa mía…«.

Entonces, Yanina le preguntó: «¿Igual bien todo? ¿No pasó nada grave?». Sin dudarlo, Nazarena afirmó: «No, él es amoroso, es una buena persona, es buen pibe». En ese momento, Estefi Berardi decidió preguntarle por la época del champagne, y Nazarena confesó: «Estaba de bardo en todos los aspectos de mi vida». A lo que Ángel de Brito comentó: «Vos no habías nacido Estefi, pero la época del champagne fue gloriosa».

«Era un éxito tremendo… por eso se matan con Flor de la V. Todo lo que pasaba ahí era tema diario. A Nazarena, con su bajo perfil, le re costaba…», comentó irónicamente. Entonces, recordaron que muchos hombres se les acercaban a regalarle un auto. A lo que Nazarena contó que una vez «un hombre que estaba casado, me mintió. Cuando terminé de descubrirlo, vino con el auto y no lo acepté».