Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Nazarena Vélez

ESPECTÁCULO

Nazarena Vélez y su hijo contaron lo que les pasó: «Se armó un bardo»

La flamante integrante de América TV relató que quisieron arrebatarle dos cuentas importantes.

Thiago, el hijo menor de Nazarena Vélez, es conocido en las redes sociales por los divertidos videos que protagoniza junto a su famosa familia. Días después de celebrar sus doce años de vida, el preadolescente y su mamá contaron que se llevaron un susto relacionado a su actividad en las redes sociales.

«Escuchá, te quisieron afanar la cuenta«, le dice Nazarena a «Titi» en una de sus Instagram stories recientes. Y el pequeño detalló lo que le sucedió: «Me sacaron la cuenta por un día, y a mamá le sacaron la cuenta de Facebook. Se armó un bardo increíble. Yo estaba así… Me estaba muriendo del miedo porque pensaba ‘acá suben algo o me cambian el nombre de la cuenta'».

«Tengan cuidado con los enlaces…», le advirtió Thiago a sus followers y a los de su madre. «Ojo cuando te mandan links..» señaló una vez más. «Pero yo no me metí en ningún link, no sé cómo miércoles se metieron», respondió Naza. Para finalizar, Vélez aclaró: «Pero por suerte la recuperamos, no lo dejen de seguir a Titi porque sigue con su cuenta».

Momento singular

Nazarena Vélez debutó como panelista en «LAM» este año y su extensa historia de vida cobró mucho protagonismo en las emisiones diarias del ciclo. En una de sus intervenciones recientes, la exvedette habló de la etapa dura que pasó su hijo menor cuando falleció su padre: «Titi es que no hablaba, durante más de un mes no se comunicó con nadie, y a la noche tenía crisis de llanto, de locura».

«No lo entendía, hasta que lo entendió pobrecito, hace muy poco. Yo creo que a los 5 años entendió lo que era la muerte, que no iba a venir más de verdad. Cuando pasó lo de Fabián yo se lo dije, ‘papá murió’. A los 6 años, cuando me empezó a preguntar y yo no quería que se entere por afuera, le expliqué», rememoró la famosa sobre el proceso duro que atravesó el pequeño.