Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River
Instagram de River Plate.

RIVER PLATE

«No se esconde»: el fuerte respaldo de Gallardo a un jugador de River muy criticado

El entrenador defendió a uno de los suyos ante las críticas que recibe desde los medios y los hinchas.

<

Hace unos días, Marcelo Gallardo en conferencia de prensa expresó que no iba a hablar de nombres puntuales que podrían irse en diciembre. Y esto fue un claro mensaje de respaldo hacia los integrantes que tiene en su plantel. Este domingo, tras la victoria de River ante San Lorenzo, el Muñeco recibió una consulta sobre un jugador y lo defendió. «No se esconde», afirmó.

En la formación inicial, se pudo apreciar que Esequiel Barco regresó nuevamente a la titularidad. Algo que llamó bastante la atención. Pero hay un justificativo. La idea de juego era aprovechar las dimensiones del Nuevo Gasómetro y atacar al Ciclón con Lucas Beltrán de punta, mientras el exjugador de Independiente iba por un extremo y Pablo Solari hacía lo suyo por el sector opuesto.

El desarrollo del partido señala que Barco si bien tuvo un buen rendimiento, no estuvo al nivel que muchos desean. Lo cual provocó que haya abandonado el campo por Matías Suárez. Y en conferencia de prensa se le preguntó a Gallardo por los errores que el delantero comete. «Le falta entender que tiene que tomar mejores decisiones. Está en proceso. Es un chico muy joven, que se fue muy joven a un fútbol donde quizás no creció como debía haberlo hecho«, señaló.

Y agregó: «Está en un proceso de aprendizaje para involucrarse en el funcionamiento y estoy en esa búsqueda. Quiero que sea mejor futbolista y tiene que entender que debe mejorar su juego. Pero no se esconde nunca. La pide siempre. Y para eso hay que tener personalidad y coraje para cuando te equivocás, volver a pedirla. Y yo quiero jugadores con ese coraje«.

¿Por qué no hay jugadores de reserva en primera?

Otra de las consultas que el Muñeco recibió fue sobre la ausencia de juveniles en el plantel profesional. A razón de que es algo que caracterizó al entrenador a lo largo de estos ocho años. Y la respuesta fue bien clara. «Si yo veo a algún joven futbolista que está para ser llamado, es porque está preparado. No porque yo quiera jugar», reveló. En consecuencia, los canteranos todavía no están maduros para la máxima exigencia.