Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
River

RIVER PLATE

¿Polémica en San Lorenzo-River? El «empujón» de Casco que dejó en offside a Blandi

El Millonario se quedó con la victoria por medio de un jugada que levanta algunas sospechas.

<

La ficha del partido que se jugó en el Bajo Flores expone que River le ganó a San Lorenzo por 1-0 con gol de Emanuel Mammana. Aunque la victoria estuvo en peligro cuando restaban poco minutos para el final. Debido a que Nicolás Blandi acertó al arco y vulneró a Franco Armani. Sin embargo, el línea levantó la bandera y el VAR confirmó el fallo. ¿Hubo falta antes? ¿Milton Casco tuvo que ser amonestado?

¿Offside o penal?

Cuando el partido llegó a los 43 minutos del complemento, un centro al área de River culminó con el empate de San Lorenzo. Debido a que Nicolás Blandi encontró un hueco y empujó el balón contra la red. No obstante, el festejo duró apenas unos segundos. Porque el juez de línea de manera inmediata levantó la bandera para señalar la posición adelantada del atacante.

«No sé bien si estaba adelantado o no. Yo estaba al límite porque mi intención era anticipar a Armani. En un momento sentí que me tocaron de atrás y di un paso adelante. Capaz en ese momento doy el paso que me dejó en offside«, manifestó Blandi ante las cámaras de ESPN. Lo cierto es que la repetición de la jugada está en sincronía con la palabra del jugador.

A razón de que Milton Casco en todo momento observa la jugada y entiende que el atacante de San Lorenzo podría llegar a conectar con el balón. Si bien existe un contacto, este no fue lo suficientemente fuerte como para que se produzca un desplazamiento no deseado. Ya que no dispuso de la fuerza necesaria para que los árbitros presentes en el VAR repasen la acción.

Por otro lado, una vez que se produjo el tanto de Nicolás Blandi, el lateral de River fue el primero en levantar la mano y pedir de manera insistente la invalidación de la jugada. Lo cual permite señalar que estuvo muy comprometido con el partido hasta los minutos finales. A razón de que sus compañeros nunca se percataron de la posición del atacante.