Conecta con nosotros

Hola, ¿Qué estás pensando?

El Intransigente
campo

SOCIEDAD

Otro golpe al campo: el discurso del odio materializado en el vandalismo a las silobolsas

El recubrimiento de los granos del campo fue cortado adrede por vándalos que no fueron identificados hasta el momento.

<

Un grupo de personas dañaron 11 bolsones con más de 180 toneladas de soja con el objetivo de perjudicar la cosecha de un productor agropecuario del sur de Buenos Aires. Es el mayor ataque registrado desde los primeros actos de vandalismo que comenzaron en 2020. El kirchnerismo se encargó de incentivar los discursos de odio contra el campo, al que acusó de retrasar la liquidación de la cosecha esperando la devaluación de la moneda.

«Un nuevo ataque a silobolsas… no estamos hablando de un ataque más, sino del mayor ataque a silobolsas que hemos tenido por lo menos desde el 2020 cuando recrudecieron estos escenarios que generaron enorme preocupación. Recuerdo que habíamos hecho un mapa que íbamos marcando las agresiones que iban sucediendo semana tras semana y que habían sido más de 200», señaló la periodista, Eleonora Cole, que presentaba la noticia en La Nación+.

«Cristina Kirchner en su momento hizo bromas con respecto a esto en su cuenta de Twitter y dijo que las responsables de esto eran las mulitas. Claramente no lo son y hay una gran responsabilidad de los gobiernos y el discurso que se da contra el sector agropecuario», expresó Cole mientras mostraba las imágenes de la cosecha sin protección.

«Vean lo que pasó: este es un campo de Francisco Idalgo, que es un productor que está a 6 km de General La Madrid en el sur de la provincia de Buenos Aires. Hay 11 bolsones cortajeados (sic) de 180 toneladas. Entró gente con cuchillos e hicieron este daño. No se llevan los granos, lo que hacen es directamente dañarlo», explicó la cronista.

«Cuando vieron que se venía la lluvia entre varios pudieron recoger la gran mayoría de estos granos, porque si se mojan se dañan y no sirven más. Por eso, se guardan en silobolsas para que tengan la humedad justa para luego ser comercializada. En aquel momento, Alberto Fernández, dijo: «Guardan 20.000 millones de dólares en silobolsas y no los liquidan esperando una mejor rentabilidad, cuando el país los necesita ahora», concluyó.