Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Luis Ventura
Luis Ventura.

ESPECTÁCULO

«Se fue»: Luis Ventura rompió en llanto en pleno programa al hablar de una partida muy dolorosa

El comunicador mostró toda su emoción delante de los televidentes, y contó una fuerte anécdota.

Una profunda tristeza fue la que se generó en el mundo del espectáculo de nuestro país en los últimos días, debido a la muerte de Carlitos Balá, uno de los artistas más reconocidos y queridos de nuestro país. Quien se emocionó hasta las lágrimas al hablar de él, fue nada más y nada menos que Luis Ventura, quien habló en su programa «Secretos Verdaderos».

«Me crié con este señor, fue el señor que me abrió las puertas de su casa cuando yo era un pibe, cuando de mi colegio me mandaron a hacerle una nota a un famoso. Yo tenía trece años. Mi padre me trajo el teléfono de un grande, de Tato Bores, que me mandó a cag*r, en esos términos», comenzó manifestando delante de cada uno de los televidentes.

Mirando fijamente la cámara, Luis Ventura fue por más. «Así que le pedí a mi viejo otro, y me dio el de Balá, que me atendió como si fuera el presidente de la nación. Se preocupó por mi necesidad y le dio una nota a un pibe que entraba a la adolescencia. Fui solo, con un grabador y me dio un abrazo, masas, café con leche…», aseveró.

Contundente

«Me hicieron sentir como si fuera el primer argentino. Y así crecí, y siempre lo quise», sostuvo el comunicador, mostrándose realmente conmocionado ante semejante momento. «Pero además, un día Laura Franco me convoca para hacer una temporada infantil en el Teatro Astro, diez días, pero me quedé todo el año dando vueltas por todo el país», lanzó.

«Balá en el teatro era mi vecino de camarín, estaba sordo, no escuchaba bien, pero cuando alguien le decía que yo había llegado, salía de su camarín y venía al mío y me hacía una rutina de 25 o 30 chistes. Se fue, me parece que no me guardé nada con él«, sentenció Luis Ventura delante de cada uno de los televidentes que siguen el programa.