Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Alejandro Fantino
Alejandro Fantino

ESPECTÁCULO

«Se fueron llorando»: dieron detalles de lo que estaba sucediendo con Alejandro Fantino en ESPN

El conductor no puede salir del ojo de la tormenta, y ahora sumaron nueva información al respecto.

Un escándalo que dejó a todos con la boca abierta. Eso fue lo que se desató hace algunos días, luego de que Alejandro Fantino apuntara sin filtros ni tapujos contra Mariano Closs y el Pollo Vignolo en su programa de radio. Por este motivo, desde ESPN, la señal que comparten, decidieron rescindirle su contrato, en medio de una polémica sin fin.

Ahora, fue en «Socios del Espectáculo», el programa que llevan adelante Adrián Pallares y Rodrigo Lussich a través de la pantalla de Canal Trece, donde se refirieron a lo que se estaba viviendo con el periodista en el canal. «Leo las palabras textuales que me llegan. Dicen que hay productores que se fueron llorando, que hay un compañero al que un día le llevaba whisky de regalo y al otro día ni lo saludaba», comenzó asegurando Luli Fernández.

Fuerte

Sin embargo esto no fue todo, ya que inmediatamente continuó con su relato. «Me cuentan que es imposible trabajar con él. Alejandro Fantino tenía contrato con ESPN hasta diciembre de 2023, y ese iba a ser, en teoría, su último mes. Me dicen que existe la posibilidad de que hiciera todo esto para que lo echaran y así cobrar la indemnización, sabiendo que no querían renovar. ‘Su cabeza es tan compleja e imposible que puede ser’, señalan», arremetió.

Además, una de sus compañeras, Mariana Brey, también se encatgó de hacer lo propio. «A él le molestó que le cambiaran de horario a su programa, y ahí la relación con la empresa empezó a decaer. Como dice Luli, a mí me dicen que es posible que él armara todo esto para tener justamente este desenlace. Él está contento porque es lo que necesitaba», apuntaron.

«Como dice mi compañera, las cosas que averigüé coinciden porque las voces en esto son unánimes. Me afirman que no es un tipo querible, que estaba insufrible trabajando desde que perdió espacio en la señal y que su idea ya era irse. Dicen que es un tipo que hacía sufrir a productores y técnicos. Que llegaba una hora tarde a grabar y que si algo no le gustaba se iba a su casa a mitad de la grabación», concluyó Brey.