Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Cristina Kirchner

SOCIEDAD

Atentado contra Cristina Kirchner: liberaron a una de las detenidas

Se trata de Agustina Díaz, a quien le atribuían una participación secundaria de la banda de los copitos, acusados de ir contra Cristina Kirchner.

La Cámara Federal porteña dejó en libertad a una de las detenidas por el atentado contra Cristina Kirchner y le ordenó a la jueza María Eugenia Capuchetti que eleve parcialmente la investigación a la etapa de juicio oral. El fallo dispuso la falta de mérito de Agustina Díaz, una amiga íntima de la detenida Brenda Uliarte, quien la tenía agendada en su teléfono celular como “amor de mi vida”.

“Con los elementos hasta ahora colectados no se ha evidenciado en Díaz ningún despliegue adicional de conducta —repetimos, de momento— que permita asignarle a su conducta relevancia jurídico-penal”, sostuvieron los jueces Mariano Lloren, Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, según NA. “Si bien no se puede descartar un cierto conocimiento de Díaz sobre el plan, tampoco se puede asumir que por esa sola circunstancia y las manifestaciones efectuadas a Uliarte –donde no se aprecia contribución de cargo– se configure una complicidad secundaria”, sostuvo la Cámara al desvincular parcialmente a Díaz.

En cambio, el tribunal confirmó el procesamiento del jefe de los vendedores de algodón de azúcar conocido como “los copitos” Gabriel Carrizo. Sin embargo, en su caso se ordenó que se evalúe la posibilidad de morigerar su prisión preventiva por una forma domiciliaria, monitoreada con tobillera electrónica. Carrizo, junto con Uliarte y el autor material del intento de magnicidio, Fernando Sabag Montiel, son así los únicos detenidos. Para ellos la Cámara pidió que el expediente pase rápidamente a la etapa de juicio.

Cómo continúa la investigación

Los jueces aclararon que la pesquisa no se agotará en ellos tres y ordenaron “continuar con las diligencias pertinentes en los demás legajos de investigación formados al efecto». También, «profundizar, agotando cualquier hipótesis que pueda vincularse con este hecho de gravedad institucional, determinar la pauta de contexto que motivara el fin perseguido por los autores y eventuales o posibles cómplices del hecho criminal”.

Sobre Carrizo, el fallo sostiene que “durante la investigación surge que manifestó que tenía conocimiento del plan de sus consortes de causa». Para Capuchetti, es una «situación que se ve reforzada en orden a lo que se desprende de otros mensajes enviados en forma posterior al hecho, donde manifiesta haber entregado un arma para su concreción en días previos a este”.

Si bien le confirmaron el procesamiento, los camaristas le quitaron la agravante de la “alevosía”. Consideraron que “no se vislumbra una situación de vulnerabilidad que aprovecha el autor para matar sobre seguro, tal como pretende la norma penal en esa calificación agravada”.