Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Pollo Álvarez
Pollo Álvarez

ESPECTÁCULO

El duro testimonio de un invitado en el ciclo del Pollo Álvarez: «Me estaba muriendo»

El conductor recibió en el piso a una figura, que decidió compartir lo que tuvo que vivir.

En ‘Nosotros a la Mañana‘, siempre que pueden, comparten diferentes historias de vida, de personas que necesitan una ayuda, tanto de figuras conocidas como no. Esto mismo sucedió ayer, cuando el Pollo Álvarez recibió en el piso a Luisito Zerda, exparticipante de ‘Cuestión de Peso‘. Frente a las cámaras, la figura decidió compartir su duro testimonio.

«Luisito es un amigo de la casa, porque estuvo en ‘Cuestión de Peso’, y todos sabíamos que estaba complicado de salud. A raíz de una nota se dio a conocer la complicación económica, que no colabora con ir mejorando», comenzó comentando el Pollo Álvarez. A lo que Luisito Zerda explicó: «Se complica todo porque uno tiene que estar concentrado en lo que es el tratamiento, y estas cosas del tema económico lo hacen desviarse».

Entonces, compartió: «Mi peso ideal es 130 kilos, y estoy en 220, tengo 90 kilos de más… Creo que es un combo de cosas, mala alimentación, el encierro, estar negativo uno al no ser tan receptivo, uno se va encerrando en uno y empieza a comer. Mi familia estaba viendo que me estaba muriendo en vida, y me estaba matando solo. Gracias a Dios apareció la ayuda del doctor, pero se me está complicando en lo económico».

«Me hace pensar que, muchas veces pude antes, ¿por qué no voy a poder ahora?», expresó Luisito, conmocionado. Entonces, Mariel Di Lenarda comentó: «Todo el mundo que te quiere a vos, o a cualquiera que puede tener algún tipo de adicción, porque en definitiva los doctores dicen eso… Te dicen ‘vos tenes que hacer’ porque quieren verte bien. Pero lo que no se tiene en cuenta es que a veces no se puede, no es que vos no queres. ¿Qué más quisieras vos?».

Luego, agregó: «Pero no se puede, evidentemente hay algo que hay que quebrar ahí, con psicólogos y un montón de otras cosas, para trabajar». Rápidamente, Luisito contó: «Nosotros estamos trabajando mucho en las recaídas. Con mi psicólogo estamos trabajando mucho en lo que me llevó a recaer a mí. Yo me rodeaba de gente que no me sumaba a mí, yo no sabía decir que no, y aprendí a decir que no».