Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Margot Robbie

ESPECTÁCULO

El fotógrafo que fue agredido por la custodia de Cara Delevigne y Margot Robbie presentará declaración testimonial

El hombre vivió un momento realmente desesperante, en medio de la visita de las actrices a la Argentina.

A comienzos del mes de octubre, se dio a conocer la noticia de la terrible agresión que sufrió el fotógrafo Pedro Orquera, quien fue atacado por la custodia que acompañaba a las actrices de Hollywood Cara Delevigne y Margot Robbie, quienes se encontraban en nuestro país. Esto sucedió cuando intentó fotografiarlas, lo que generó un clima muy violento.

Ahora, según información exclusiva a la que tuvo accedo El Intransigente, el hombre se presentará en la Fiscalía a las 11 de la mañana, con el objetico de prestar declaración testimonial en la causa por lesiones graves. Orquera irá acompañado de su abogado, nada más y nada menos que Matías Morla, según lo que se ha dado a conocer.

Conmocionante

Días atrás, un momento realmente movilizante fue el que se vivió en «Nosotros a la Mañana», el programa que conduce el Pollo Álvarez a través de la pantalla de Canal Trece, donde Pedro salió al aire para agradecer al taxista que le salvó la vida. «Estoy tan agradecido de él porque él fue quien me dio los primeros auxilios cuando estaba inconsciente, desmayado en el piso», sostuvo.

«Él fue el que me tomó el testimonio de las fotos. El que decía que estaba completamente muerto y no tenía signos vitales ni nada. Fue el que dio los auxilios a la policía, llamó al SAME. Estoy eternamente agradecido con él. Y todo lo que hizo, fue a buscar a mi hijo a mi casa, a traerlo al hospital, lo resguardó, todo», señaló el fotógrafo.

«Estoy profundamente agradecido de él, es una excelente persona, nunca voy a dejar de agradecerle», apuntó. Mientras que el taxista también tomó la palabra. «No lo quise tocar yo, me dice ‘no me toques, tengo sangre en la campera’… Y yo quería solucionar el problema pero me quedé quieto por miedo de que le pasara algo más. Pasaban los colectivos, pero no sospechaban nada», sentenció.