Connect with us

Hola, qué estás buscando?

El IntransigenteEl Intransigente
Susana Roccasalvo

ESPECTÁCULO

El mal momento de Susana Roccasalvo debido a la decisión de su exabogado: «Bozal legal»

La rubia quedó en el centro de la escena debido a lo que dio a conocer el letrado que la representó.

Muy fuerte. Así es lo que está pasando en torno a una de las periodistas más reconocidas del mundo del espectáculo e nuestro país, como es el caso de Susana Roccasalvo. Y es que la rubia habló días atrás de lo que sucedió con la causa que le inició a Ángel de Brito, culpando a su abogado, Juan Manuel Dragani, de no hacer su trabajo como corresponde.

«Él no ganó el juicio y yo no lo perdí. ¿Qué sucedió? Cuando se hicieron todas las mediciones online, el juzgado le manda un email al Dr. Dragani para que presente el primer pedido de la audiencia oral y pública. Él estaba ocupado, se le pasaron los 60 días y la Justicia desestimó el caso. En la Justicia decidieron que nadie gana ni nadie pierde. Así terminó el juicio», apuntó.

En diálogo con Laura Ubfal en Net TV, el letrado salió con los tapones de punta. «Estoy en condiciones de afirmar que había una querella criminal por calumnias e injurias iniciada por la Sra. Susana Roccasalvo bajo mi representación contra el Sr. Ángel de Brito, y una querella criminal de Ángel de Brito contra la hija de Susana Roccasalvo», apuntó.

Contundente

«Estas acciones eran contemporáneas, transitamos todas las instancias procesales. En la causa que yo represento a la hija de Susana Roccasalvo hubo una conciliación gracias a mi labor profesional y a la buena voluntad de Belén Roccasalvo y Ángel de Brito y su abogado. En esa causa evitamos el debate oral y una eventual condena, gracias a mi gestión», aseveró sin tapujos.

De este modo, Juan Manuel Dragani fue por más. «Asimismo, Roccasalvo tenía en píe una querella contra Ángel de Brito porque le había dicho en un programa ‘porquería’. El tribunal consideró que era inadmisible, recurrimos a la segunda instancia, a cámara, que opinó lo mismo y para ir a la Corte Suprema había que abonar una taza de justicia que al no abonarse no se pudo acceder a dicha instancia. Esa taza la tiene que abonar el cliente, como en todas las causas», arremetió.

«Por estas horas estamos iniciando lo que se llama un bozal legal, pero la medida es medida cautelar, para evitar que se siga hablando y diciendo cosas que no son verdades. Además estamos haciendo el reclamo de los honorarios adeudos, tanto por Susana Roccasalvo como por su hija. La medida cautelar o bozal legal es para Susana Roccasalvo», finalizó el abogado.